GLORIAS DEL BEISBOL EN CONTRA DE LA VIOLENCIA


Estrellas del béisbol camagüeyanos expresaron su descontento con los incidentes acaecidos en las últimas semanas en los terrenos de pelota durante la Serie Nacional.

Miguel Cuevas.

Don Miguel Cuevas Piedra, uno de los grandes bateadores de los años ´60 y ´70 del pasado siglo XX, expresó su inconformidad con el desagradable espectáculo ofrecido en varios encuentros.

“Las medidas deben ser ejemplarizantes, el atleta que agreda a una persona con un bate en mano, ya sea en la calle, o en un estadio de béisbol, no solo debe ser expulsado de por vida del deporte activo, sino responder ante los tribunales de justicia por ese hecho.

Fundador de las Series Nacionales Miguel Cuevas señaló, “ese no es el béisbol que nos enseñó a desarrollar el Comandante en Jefe Fidel Castro, esas actitudes que hemos visto van en contra de los principios mismo de la Revolución”.

El destacado jonronero, quien fue golpeado en innumerables ocasiones por lanzadores rivales, dijo que esa acción jamás lo llevó a tomar represalias, por el contrario era un acicate para en la próxima oportunidad tratar de conectar un buen batazo.

Oscar Romero.

Por su parte Oscar Romero Albert, quien lanzó por 17 años en series Nacionales y Selectivas, reconoció que es totalmente inapropiado lanzar una pelota a más de 90 millas por hora y poner tomar como blanco la cabeza de un bateador.

El también integrante de los Cuba, por la década los ´70, con el cual fue cuatro veces campeón del mundo, que una cosa es “pitchar” cerrado para tratar de separar a un pelotero y otra bien distintas es golpearlo intencionalmente,

Ganador de 125 desafíos en los campeonatos cubanos, e integrante de los equipos Ganaderos y Camagüeyanos que ganaron los torneos de 1976 y 1977 respectivamente, quien debutó en el béisbol mayor con apenas 18 años de edad, también tuvo frase de condena con la actitud totalmente antideportiva de Deymis Valdés, y consideró que sin no se aplican medidas con toda la energía que el caso requiere será sentado un precedente negativo para el futuro.

Por su parte Omar Cuesta Gala, ex jugador de los equipos de Camagüey, quien también integró selecciones nacionales juveniles, dijo sentir bochorno por los sucesos que han ocurrido en los últimos años.

“En nuestra época se jugaba con pasión y en poníamos el corazón en cada lance, la rivalidad era fuerte, pero siempre había respecto por el otro, prueba de ello es que han pasado los años, a veces no nos vemos durante largo tiempo y cada reencuentro constituye motivo de alegría poder compartir con aquellos peloteros que más que compañeros nos consideramos hermanos”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en béisbol, Camagüey, Cuba, deporte y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s