ENCUENTRO CON LA HISTORIA PATRIA Y LOCAL


El aniversario 118 del reinicio de la guerra independentistas en Cuba fue recordado este 24 de febrero por el pueblo de la ciudad de Camagüey con una ceremonia realizada en el Parque Agramonte situado en una parte de la zona declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad.

La conmemoración extensiva también el 101 aniversario del develamiento de la estatua ecuestre erigida a la memoria del Mayor General Ignacio Agramonte y Loynaz, a quien José Martí llamó “diamante con alma de beso”, acto que sirvió para reafirmas valores y principios revolucionarios del pueblo cubano en momentos en que La Habana tenía lugar la sesión solemne de constitución de la Asamblea Nacional del Poder Popular, (parlamento), en el cual juramentaron en sus responsabilidades más de 70 hombres y mujeres camagüeyanos .

En las palabras centrales del homenaje el historiador Fernando Crespo Baro, se refirió al pensamiento del Héroe Nacional de Cuba, al tiempo histórico en que le toco preparar la gesta entronizado con las luchas bolivarianas y las luces de la ilustración.

El también investigador evocó aquella jornada en se le rindió tributo a Ignacio Agramonte, en la escultura de bronce y pedestal neoclásico esculpido sobre granito rosado de la región alemana de Baviera, por el escultor italiano Salvadore Bueni, con la presencia de su querida Amalia, el venerable patriota Salvador Cisneros Betancourt, quien acompañado de José Francisco Martí Zayas Bazán, el hijo del Apóstol y los generales camagüeyanos Javier de la Vega, Maximiliano Ramos, Manuel Suárez Delgado y Eugenio Sánchez Agramonte. Acudieron junto al pueblo y las autoridades a perpetuar una imagen que es símbolo de gallardía y amor a la tierra cubana.

Fernando Crespo, no dejó paso por alto en el magisterio de su intervención la modernidad, con la celebración en la propia fecha de los 16 años de existencia de la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey, (OHCC), en su labor de rescate de los valores patrimoniales, en tal sentido destacó:

“Los niños y las niñas, nuestros ciudadanos y ciudadanas, inteligentes, cultos, educados, todavía podemos más en disciplina, cuidado y defensa de esta urbe, que desde el siglo XVI ha venido cambiando y lo seguirá haciendo para bien de sus habitantes. Embellecerla para algún día quizás más temprano que tarde, la caminen nuestro Cinco Héroes y sus familiares felices”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cultura, historia y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s