LUCES Y SOMBRAS EN UN SALON


Aquí tres que ya lo son Iván Rodríguez, Vladimir Guerrero y Mariano Herrera, y otro que pudiera ser Omar Vizquel

Desde 1936 la Asociación de Escritores de Béisbol  de América (BBWAA) por sus siglas en inglés, elige a los peloteros de las Grandes Ligas o algún otro circuito reconocido, como las Ligas Negras de los propios Estados Unidos para integrar el Salón de la Fama de Cooperstown.

Since 1936, the Baseball Writers Association of America (BBWAA) has chosen Major League Baseball players or some other recognized circuit, such as the Black Leagues of the United States to join the Baseball Hall of Fame. Cooperstown.

Cada año esta organización, o los Comités Especiales creados al efecto seleccionan entre los candidatos disponibles, quienes deben tener como mínimo un lustro de inactividad y durante una década mantendrán la posibilidad de ser elegible.

Con la reciente inclusión del panameño Mariano Rivera, por cierto primer beisbolista en recibir la totalidad de los votos emitidos y el puertorriqueño Edgar Martínez, el primero lo alcanzó en su incursión inicial, mientras el segundo lo obtuvo en su última oportunidad, interesante paeadoja suman 13 los jugadores latinoamericanos en pertenecer a ese recinto.

Puerto Rico es el país con mayor presencia desde que Roberto Clemente, fallecido en un accidente aéreo cuando viajaba a socorrer a las víctimas del desastre ocurrido en Managua, fue el primero en llegar al Salón en 1973, luego se incluirían Orlando “Peruchín” Cepeda (1999), Roberto Alomar (2011), Iván Rodríguez (2017) y Edgar Martínez (2019)

Luego están los cubanos con cuatro nombres Martín Dihigo (1977) electo por el Comité Especial de las Ligas Negras al igual que sus compatriotas José de la Caridad Méndez, “el llamado Diamante Negro” y Cristóbal Torriente ambos en 2006, antes llegó al templo de los inmortales Atanasio “Tany” Pérez (2000).

Por su parte República Dominicana tiene a Juan Marichal  (1983) Pedro Martínez (2015) y Vladimir Guerrero (2018) en tanto Panamá cuenta con Rob Carew (1991) y Mariano Rivera (2019) y Venezuela Luis Aparicio (1984).

Son mucho los jugadores que inexplicablemente no han resultado electos, con  independencia de que reúnan los méritos suficientes para acceder al recinto sagrado, unos ignorados sin ninguna justificación  como los cubanos Orestes Miñoso, Luis Tiant Jr., Tony Oliva, Mike Cuellar, primer latinoamericano en ganar el premio Cy Young, así como Alejandro ¨El Caballero´´ Oms por las Ligas Negras, el nicaragüense Dennis Martínez, el mexicano Fernando Valenzuela como también los venezolanos David Concepción y Andrés Galarraga y otros casos de supuestas sospechas de dopaje, aún cuando las evidencias no han sido confirmadas.

Más temprano que tarde los peloteros de esta región del mundo, en especial del Caribe, tendrán que ser reconocido por todo el aporte que han dado a la pelota del mundo.

 

Foto: Captada de Internet

Esta entrada fue publicada en bloqueo, Cuba y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s