UN SINIESTRO DE APELLIDO GÓNGORA.


Implantar un récord de más victorias sobre un equipo, ser el lanzador con mayor número de éxitos y ganar la medalla de oro con el equipo campeón de la 58ma., Serie Nacional de  Béisbol, son los atributos que exhibe el lanzador camagüeyano Dariel Góngora de la Torres.

To establish a record of more victories on a team, to be the most successful pitcher and to win the gold medal with the 58th champion team, National Baseball Series, are the attributes exhibited by Camagüey pitcher Dariel Góngora of the Towers.

Esta temporada en la pelota de la Mayor de las Antillas, Góngora parece haber la confirmación de que estamos antes un pitcher de condiciones, sobre todo con valor y determinación desde la lomita.

Desde sus inicios en la 55ma., campaña  el lanzador zurdo de la ciudad de los Tinajones tuvo destellos, que no tuvieron la continuidad esperada incluso en la Serie 57, con menos de 23 años de edad no fue llamado a reforzar  ninguno de los seis equipos clasificados para la segunda fase del certamen y mucho menos a integrar la preselección nacional de esa categoría que participó con muy mala actuación en el pre mundial efectuado en Panamá.

Un hecho coyuntural con la selección de un jugador de Matanzas para ese torneo internacional, le abrió las puertas de los Çocodrilos” yumurinos y fue tan buena  la labor rendida que fue dejado en  esa nómina.

Tras un periodo en que las proposiciones de juegar en la escuadra matancera le llegaron  definitivamente en la temporada recién concluida tuvo una aceptable actuación con su Camagüey balance de seis  ganados y cuatro perdidos, le batearon para 269 y su efectividad en carreras limpias permitidas  fue de 3,74.

Sin lugar a dudas que este rendimiento y lo hecho en la temporada anterior  animaron a Pablo Civil a llevarlo a la nómina de los ‘’Leñadores”  de La Tunas.

 

Allí apoyado por un conjunto con mayor nivel de juego  confirmó su rendimiento seis victorias y una sola derrota, los rivales le batearon para promedio de 276 con 3,07 PCL  y un WHIP de 1,28, y agrego dos victorias más en la postemporada, uno per cápita contra los ‘Tigres” de Ciego de Ávila y los “Leopardos” de Villa Clara, a la cual venció seis veces en el calendario con lo cual mejoró la marca impuesta hace más de 50 años por el derecho Modesto Verdura sobre los Industriales y  el zurdo Franklyn  Azpillaga ante Orientales durante la II Serie Nacional jugada en 1963.

Acerca de su performance Góngora  señaló “Le debo este notable salto de calidad a mi familia, que me ha apoyado mucho. También a los entrenadores de Camagüey y de Las Tunas, quienes han trabajado fuerte conmigo.

“Me enfoco mucho en los entrenamientos. Eso es muy importante para el lanzador. Mi estatura es pequeña y como tengo poca masa corporal entreno al máximo para tener buenos resultados. A todo eso le sumo la incorporación de un cambio de velocidad que me ayuda en momentos difíciles del juego”, afirmó.

Para Dariel Góngora se le presenta promisorio, sueños que antes parecían ser solo eso, comienzan a ser realidad, superación, constancia y consagración son herramientas para conquistar ese fin.

 

Foto: Tomada de Adelante digital

Esta entrada fue publicada en béisbol, Camagüey, Cuba, deporte y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s