EL REY DE LAS CARRETERAS DE CUBA


Entre quienes hicieron historia en el deporte cubano en los últimos 60 años hay que contar  siempre con Sergio “Pipián”  Martínez Martínez, aquel humilde campesino que tuvo a partir del 1ró de Enero de 1959 una luz en el camino.

Among those who made history in Cuban sport in the last 60 years, we must always count on Sergio “Pipián” Martínez Martínez, that humble peasant who had a light on the road since January 1, 1959.

Siempre con la camiseta de líder.

El apelativo  de Pipián le surge  por proceder de una localidad  del mismo nombre en el entonces municipio habanero de Madruga,  actualmente en la provincia de Mayabeque, en el seno de una familia  humilde dedicada por necesidades a las labores del campo.

Sin embargo el niño Sergio sintió desde pequeño atracción por las bielas y los pedales de las bicicletas y cuando tuvo los ahorros suficientes adquirió una con la cual se trasladaba de su casa hasta el lugar donde trabajaba.

En 1961 con unos 18 años de edad, nació el 8 de septiembre de 1943, participó con su ciclo en un desfile gimnástico en la capital cubana y más tarde interviene y gana en la I Vuelta  de La Habana, lo cual le valió para que los entrenadores de la preselección se fijaran en aquel muchacho de espigada y fuerte  figura.

Es invitado a entrenar con el equipo que intervendría en los IX Juegos Centroamericanos y del Caribe  (JCC) en Kingston, Jamaica, puesto que  se ganaría con esfuerzo y sacrificio certamen en el que la medalla apetecida le sería esquiva, pero que le tiende un guiño cómplice  para el futuro en el cual se llenaría de medallas de títulos y medallas nacionales e internacionales.

Entre tanto Cuba lo vería pasear des de Maisí a San Antonio, triunfaría en la I, III, V y VI  Vuelta a la isla y por donde quiera que pasará la multicolor de ruedas, la gente gritaría ¡ahí viene Pipián!, sus triunfos en Juegos Centroamericanos y Panamericanos lo llevan a estar en el selecto grupo de los atletas más destacados del primer decenio (1961-1971) del Instituto Nacional de Deportes Educación Física y Recreación (INDER).

Grande entre los grandes, uniría como pocos ciclistas las condiciones indispensables para ser rutero y también con resultados en los eventos de pista, aguerrido, temerario, no podría  partir por causa de muerte natural.

Tres accidentes de tránsito se interpondría en su vida, del primero en 1971,  saldría airoso, aunque  las secuelas de las lesiones sufridas le limitarán en los resultados, del segundo acaecido  un año después lo llevaría a la triste decisión de abandonar el deporte activo, del último que tuvo por fecha el cinco de septiembre, apenas tres días antes de su cumpleaños, ya no podría vencer esa prueba.

El dos de octubre de 1979, 27 días después del suceso,  fallecía “Pipián” el llamado con razón “El Rey de las carreteras de Cuba”, inspiración para los jóvenes de su generación y los que llegaron después, el pueblo no lo olvida, porque los vislumbra  como una sombra que en cada competencia llega triunfante en el pelotón de corredores.

Fotos.Intenet

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, deporte y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s