VOCES CUBANAS A DOS PIANOS


Resulta grato y reconfortante saber de los éxitos que más allá de frontera alcanza los artistas cubanos y esta vez la presentación de Chucho Valdés y Gonzalito  Rubalcaba  en  la Sala de Conciertos del Centro John F. Kennedy para las Artes Escénicas de Washington D.C., es de esos acontecimientos que desde la distancia se disfruta y agradece.

It is pleasing and comforting to know of the successes that beyond the border reaches the Cuban artists and this time the presentation of Chucho Valdés and Gonzalito Rubalcaba in the Concert Hall of the John F. Kennedy Center for the Performing Arts of Washington DC, is one of those events that are enjoyed from a distance and appreciated.

Chucho Valdés.

El talento de esos dos monstruo de la pianística contemporánea se mostró al llevar adelante el proyecto “Trance” una colaboración que habla de una conexión profunda con las fuerzas espirituales que fluyen a través de las muchas lenguas de la música”, que en el caso de Chucho y Rubalcaba tiene que ver con la asimilación de los procesos de transculturación ocurridos en la Mayor de las Antillas, donde lo cubano es parte de esas tradiciones llegadas a través del mar,  desde Europa, África u otras zonas de Latinoamérica y el Caribe.

En la interpretación de  estos consagrados están las esencias de las raíces cubana que se fusiona perfectamente con las corrientes de modernidad  por el Festival DC Jazz honró a Valdés con el “Lifetime Achievement Award” (premio al logro de toda una vida), más que merecido  a uno de los interpretes del piano que aún hace deleitar a los públicos con su arte y es un poco  resumen de  momentos inolvidables de su fecunda trayectoria, a su paso por diversas orquesta, como el quinteto que dirigió en el Festival Internacional de Jazz Jamboree en Polonia, convirtiéndose en el primer grupo de la Isla que participó en un festival de este género en el extranjero y que ubica a Chucho, por primera vez, entre los cinco mejores pianistas del mundo junto a Bill Evans, Oscar Peterson, Herbie Hancock y Chick Corea.

Luego vendría la creación de su propia banda, Irakeres, referente histórico  del jazz la composición de obras antológicas  como “Musa Negra” y “Shaka Zulu”, que despierta  el interés en los especialistas hasta llegar hasta su más reciente pathos creativo los Afro-Cuban Messengers” .

Gonzalo Rubalcaba.

En tanto Gonzalo Rubalcaba, forma parte de una generación que se formó al calor del “boom”  artístico de Chucho, Jorge Varona, Emiliano Salvador, Arturo Sandoval y otros que expeditaron la senda hasta alcanzar una personalidad propia en el quehacer musical de la Isla.

Entre ambos pianista hay distancias generacionales, pero el lenguaje musical materno que  tiene la misma raíces de la cual se alimentaron grandes de la pianística  de este país como Ernesto Lecuoana, y músicos populares como “Lily” Martínez, Rubén González y otros muchos lo cual es la espiritualidad  que llena el proyecto en Trance .

 

Foto: Internet

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, cultura, música y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s