HACE 80 AÑOS


Selección cubana de fútbol, Copa del Mundo 1938.

La XXI  Copa del Mundo Rusia 2018, está casi a las puertas cuando el venidero  14 de junio ruede el balón por la grama de los estadios  en que las  32 selecciones clasificadas traten de validar sus sueños de elevar sobre sus cabezas el ansiado trofeo.

The XXI World Cup Russia 2018 is almost at the door when the next June 14 roll the ball for the stadiums where the 32 classified teams try to validate their dreams of raising the coveted trophy over their heads.

Para los cubanos, como todo gran espectáculo deportivo, seguirán  las incidencias de cuanto ocurra en cada partido en la nación rusa, será parte de la cotidianidad entre los recién iniciados en el balompié, gracias a la intensidad mediática que tiene este deporte, y los veteranos amantes de jugar con los pies y la cabeza.

Sin embargo, para los verdaderos seguidores del fútbol, cuando en la Isla no era notoria la “popularidad” actual existirá cierta nostalgia, porque la selección nacional estará nuevamente ausente de la cita cuatrienal, en la que  hace 80 años el país  tuvo una representación.

En el certamen de 1938 Cuba asistió al evento ante la no presentación de v arios equipos del área Norte Centroamericana y del Caribe, debido a que la Asociación Internacional de Fútbol Asociación, (FIFA) le quitará la sede a Buenos Aires, Argentina, y se le otorgó a Francia.

Juan “Romperredes” Tuñas Bajeneta .

El “once” de la Mayor de las Antillas estuvo integrada por jugadores de los clubes habaneros de la época, Juventud Asturiana, Centro Gallego, Hispano, Fortuna e Iberia, todos de influencia española, como tal llegó esta disciplina a la isla caribeña a principios del siglo XX, y  luego su oficialización el 11 de Noviembre de 1911.

Luego de una larga travesía marítima  que los llevó desde los puertos de La Habana hasta Toulouse, pasando por Nueva York y París, al fin los cubanos  pudieron medirse ante Rumania, duelo de créalo, o no terminó con empate 3-3, gracias a gol de Juan “Romperredes” Tuñas Bajeneta  en los minutos finales.

Esto obligó a  un desafío extra, ya que por aquellos tiempos no se utilizaba ni las prorrogas y mucho menos los tiros de penalti para los desempates y en ese segundo encuentro Cuba venció a los europeos  2-1, así quedó listo la confrontación cubana contra Suecia la cual no pudo ser peor. 0-8.

Quizás el exceso de confianza, tal vez, el cansancio y muy probable la calidad superior de los  suecos  pusieron fin a los sueños de la selección antillana que ocho décadas después no ha podido soñar otra vez.

De aquellos hombres  ya no hay lamentablemente ningún sobreviviente, solo queda el imaginario popular, viejas y amarillentas fotos y papeles, as la nostalgia de no ser protagonistas  de la alucinante fiesta del cual solo un equipo beberá de la Copa Mundial.

Fotos: Internet

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, deporte, fútbol y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s