MARTÍN DIHIGO: EL MAESTRO SOY YO


Alto, esbelto, de tez negra que recordaba a sus ancestros traídos de África como esclavos, se erguía  este gigante e n los campos beisboleros de Cuba y muchos otros países  de Norte Centroamérica y el Caribe.

Tall, slender, with a black complexion that reminded his ancestors brought from Africa like slaves, this giant stood up in the baseball fields of Cuba and many other countries of North Central America and the Caribbean.

Había  que observarlo en sus 6,3 pies de estatura y sus  200 libras de peso de puro musculo vestir con  elegancia el uniforme de jugador y calzar los zapatos  de pelotero, era un dios de ébano dotado de todo lo necesario para refulgir  con luz propia.

Los fríos números estadísticos en su lenguaje especial envían un  mensaje claro, a la ofensiva sobresalió entre los de mayor capacidad, acaparó infinidad de lideratos en casi todos los renglones en los distintos lugares, a la defensa igualmente se distinguió por su agilidad, buenas manos y el poderoso brazo que lo caracterizó lo llevaron a recorrer  exitosamente las nueve posiciones del diamante incluida la “lomita” en la que con la velocidad supersónica de los lanzamientos dejaba petrificado a sus adversarios mientras  las “endiabladas” curvas  partían las cinturas de los rivales. Ese era Martín Magdaleno Dihigo Llanos

Pero, su ganar campeonatos como jugador y director a la vez  en Cuba y México a la vez que mandaba el apartado de los bateadores en averaje y de los lanzadores en promedio de juegos ganados y perdidos no fuera suficiente habría que remontarse a la dimisión de inmortal, exaltado a los Salones de la Fama de Cuba, (1951), México y Venezuela (1964), Cooperstown (1977),  del Béisbol Mundial con sede en Canadá (2015), constituye una muestra de la grandeza de este hombre nacido el 25 de mayo de 1906 en la localidad de Cidra provincia de Matanzas, y quien falleció el (20/5/1971) en la Cruces en Cienfuegos.

El nicho que recuerda su impronta en la ciudad estadounidense junto a los peloteros de la Major League Baseball (MLB) y los que jugaron en las discriminadas ligas negras de ese país tiene junto a su nombre frase que lo define de cuerpo y alama “El Maestro”.

Foto: Internet

Anuncios
Esta entrada fue publicada en béisbol, Cuba, deporte, historia y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s