DE MIS RECUERDOS: Las Orquestas Charangas


Cuba es considerada con justa razón  como la Isla de la Música, por la riqueza sonora, géneros y estilos interpretativos que desde el siglo XIX están  presentes en el panorama artístico del archipiélago.

Cuba is rightly considered as the Island of Music, for the richness of sound, genres and interpretative styles that since the nineteenth century are present in the artistic panorama of the archipelago.

Un ejemplo de ello lo constituyen las orquestas charangas, cuyo origen se remontan a las agrupaciones típicas que ejecutaban danzas, contradanzas  y otros bailes, hasta la creación del danzón por el maestro Miguel Failde, quien tomo lo mejor de las formas antes dicha y las combino con el gusto de los músicos de la mayor de las Antillas.

Estas formaciones típicas compuestas por lo general por clarinetes, violines, contrabajo y algunos que otros instrumentos de metales, se transformaron en las charangas a la francesa en la cual se utilizaba la flauta de cinco llaves, violines, violas a veces clarinetes, piano, contrabajo, pailas cubanas y el güiro.

Así surgieron orquestas insignes como la de Antonio María Romeu, el llamado de las teclas, Cheo Belén Puig,  Neno González y otros que beneficiaron al danzón convertido en el baile nacional hasta nuestros días, agrupaciones como estas se incrementaron  durante las décadas siguientes hasta los años 70 en que soportó el reto que significaban las orquestas Jaazband y los conjuntos soneros.

En los ´40 del siglo XX  triunfan “Arcaño y sus Maravillas”, “Melodías del ´40”, la orquesta “América”, y por supuesto la que devendría en la charanga eterna, “La Aragón” fundada  en Cienfuegos en septiembre de 1939, alcanzó su esplendor a partir de finales de  la década siguiente.

En ese periodo de tiempo surgen las orquestas “Sensación”,  con la voz de Abelardo Barroso, “Sublime”, “Fajardo y sus Estrellas”  mientras  desde Guantánamo llega Elio Revé con su changüí adaptado al ámbito charanguero y después ya en la década siguiente llegaría la original de Manzanillo con su peculiar sonido que semeja un poco el Órgano Oriental y “Las Estrellas Cubanas” .

Precisamente esta última fue el peldaño del último experimento  utilizado en este tipo de banda, cuando a finales de los ´60 Juan Formell, junto a César “Pupy” Pedroso y José Luis “Changuito” Quintana entra a trabajar con la Revé y Formell realiza cambio en la sonoridad  volviendo más contemporánea, luego ese sería el núcleo fundador de los que ha devenido en el tres de la música cubana “Los Van Van” (4/12/1969).

La provincia de Camagüey ha sido fiel a esa tradición musical charanguera en noviembre de 1948 se crea la Orquesta Maravilla de Florida la cual por casi ya 70 años se ha mantenido el gusto del público bailador, ajustándose a los tiempos presentes lo cual la hace perdurable.

Por su parte el ocho de marzo de 1955 irrumpe en el escenario  la “Ritmo  Moderno”  de mano del maestro flautista Jorge López  y tras su fallecimiento  y durante casi cuatro décadas asumió la conducción Marcelo Santhill.

En 1959  sale a la palestra la “Armonía de Vertientes”  oriunda de esa localidad del sur camagüeyano, de la cual fue director Félix Rosell Lima y entre sus violinista estaba Manuel Collazo, y después la “Tricontinental”.

Según nos refirió Enzo Pérez Felipe, realizador radial e investigador  musical, en el año 1963 se creó la orquesta “Melodrama”  con varios de los integrantes de la familia De La Torre, que posteriormente tuvo varios nombres como “Hapoja” y finalmente “Tuabaquey” y en 1970 luego de su separación de la Maravilla de Florida Eladio Terry se funda la orquesta “Inspiración” que igualmente cambiaría su nombre por el de “Tínima” en alusión a uno de los pequeños ríos que bordea la ciudad de Camagüey y a la cervecería de igual nombre.

Esta cronología parece cerrarse  con la formación de la “Charanga ´86,  que en principio llevó el nombre de “Sublime”, pero al existir en el país otro con igual nombre y más tiempo de fundación fue lógico y atinado el cambio.

Por último un grupo de experimentados instrumentista y cantantes  se reunieron en mayo de 1997 para crear la orquesta “La Bella Época” que mantiene las esencias del Danzón, el chachachá y otros géneros recreados por las orquestas charangueras y que siguen a despecho del tiempo en el gusto de los públicos que lo disfrutan.

Fotos: Internet

Esta entrada fue publicada en Camagüey, Cuba, cultura, música y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s