REVISITANDO UN LIBRO OLÍMPICO


En Jornadas de Fiesta de la Literatura, que recorre toda Cuba recordamos “el libro Pequeña Enciclopedia Olímpica y de la Cultura Física” (2008), del binomio integrado por  Juan A. Martínez de Osaba y Mayrilian Cruz Blanco, texto que se agradece por todo  lector, debido a la valiosa y acuciosa información que ofrece, aunque se destaca desde el título el carácter mínimo de la obra, pendiente seguramente de un segundo intento más profundo

In the Festival of Literature, which takes place all over Cuba, we remember “the book Small Olympic Encyclopedia and Physical Culture” (2008), of the binomial composed of Juan A. Martínez de Osaba and Mayrilian Cruz Blanco, a text that is appreciated for everything reader, due to the valuable and accurate information that it offers, although the minimum character of the work stands out from the title, probably pending a second deeper attempt.

Sin embargo, esta publicación de la Editorial Científico-Técnica del Instituto Cubano del Libro enfatiza en la labor y el desempeño        de los atletas criollos y también foráneos vinculados al olimpismo, unos bien conocidos otros, quizás no tan recordados y que  ahora aparecen en  estas páginas en mini biografías como las de Edwin Moses, corredor de 400 metros con vallas, quien se mantuvo invicto por  casi 10 años y con un total de 107 pruebas finales ganadas, además de alcanzar cuatro récord mundiales a su palmarés.

También están Alfred Oerter, ganador de la presea dorada en el lanzamiento del disco en cuatro olimpíadas consecutivas, hazañas solo  igualada  por el llamado “Hijo del Viento” Carl Lewis”, Fanny Blankers-Koen conocida por el “Rayo Holandés”, la cual cosechó numerosas medallas en el olimpismo.

A través de las 221 páginas también los autores acerca a los lectores sobre la antigüedad  y la presencia del deporte y la cultura física, distintos conceptos del  mundo, conceptos relacionados en  con la actividad del musculo, el funcionamiento de la máxima organización del movimiento atlético a escala global, el complejo  proceso de la comercialización y el profesionalismo, así como    los múltiples aspectos que este abarca. En la época contemporánea.

Ahora bien,  ninguna obra humana por muy buena que esta sea, escapa a ese fenómeno de ser imperfecta y la “Pequeña Enciclopedia Olímpica…” no escapa a este fenómeno globalizador, hay errores, omisiones, ausencias  imperdonables, en unos se a borda ampliamente y en otros ausencias imperdonables, donde se resuelve  con pocas palabras, como es con la voleibolista, apenas 16,   hasta  el caso de Alfonso Urquiola al cual se le dedican 130, que no fue atleta olímpico, aunque se destacó en otros eventos.

También aparecen en el libro los nombres y trayectoria profesional de 21 periodistas, narradores y directores de programa de radio y televisión, más lo que están pueden ser que sean, pero faltan imprescindibles con una labor sólida como Ricardo Agacino, Severo Nieto, Ramón “Pity” Rivera y otros con aval más que suficiente y en varios  superiores.

Pero, con las posibles sombras que pueda acompañarla Pequeña Enciclopedia Olímpica y de la Cultura Física”, le sobran luces para existir  por si misma y sobre todo iluminar el camino a posteriores esfuerzos que mejores y amplíen esta propuesta.

Foto: Internet

Esta entrada fue publicada en Cuba, deporte, fútbol y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s