EL 26 DE OCTUBRE EN LA HISTORIA CUBANA


El mes de octubre  guarda momentos históricos  para Cuba, donde están presentes el amor a la libertad, el valor y la inteligencia puesta a prueba en condiciones difíciles  de las luchas  y existencia de este pueblo.

The month of October preserves historical moments for Cuba, where the love of freedom, courage and intelligence are put to the test under difficult conditions of the struggles and existence of this people.

Uno de ellos se produjo a pocos días del Grito de Yara instante en que Carlos Manuel de Céspedes y otros patriotas se alzaron en arma contra le metrópolis española, se realizó uno de los hechos trascendentales  en  la guerra de independencia.

El día 26 de ese mes el dominicano Máximo Gómez Báez, quien había secundado la acción armada, y quien llegaría los más altos grados y responsabilidades militares de la República, junto a otros 40 hombres protagonizó la primera carga al machete en un lugar conocido  como Tienda del Pino a poca distancia de Baire, Santiago de Cuba.

Cumpliendo órdenes de contener a la fuerte columna hispana, Gómez y sus aguerridos soldados se emboscaron  y a la voz de mando de su jefe  cargaron impetuosamente  sobre la vanguardia enemiga que dejó en el campo de batalla alrededor de 230  muertos, y lo principal nacería el temor de los españoles al toque de a degüello de las fuerzas cubanas señal inequívoca de la presencia del machete redentor en manos mambisas.

Camilo Cienfuegos.

Casi un siglo después otro 26 de octubre, pero de 1959 en la Plaza Cívica, hoy de la Revolución José Martí, el Comandante Camilo Cienfuegos, el hombre de la eterna sonrisa imagen del pueblo pronunciaría su último discurso  que a la postre se convertiría en su testamento político.

En aquel acto de reafirmación revolucionaria y repudio a los traidores  el heroico guerrillero señalaría: “Porque el pueblo cubano sabe que por cada traidor que surjan, habrán mil soldados rebeldes que estarán dispuestos a morir defendiendo la libertad. Porque hoy se demuestra que lo mismo que supieron morir 20 mil cubanos por lograr esta libertad y esta soberanía, hay un pueblo entero dispuesto a morir si es necesario por no vivir de rodillas”.

Así un mismo día en dos siglos diferentes marcaron una huella de patriotismo imborrable.

Esta entrada fue publicada en Cuba, historia, José Martí, revolución y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s