EL 26, FIDEL Y EL CAMAGÜEY


En tres ocasiones distintas la fecha del 26 de Julio vinculó al líder histórico de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz   con el Camagüey, la tierra natal  del Mayor General Ignacio Agramonte y Loynaz.

On three separate occasions the date of July 26 linked the historical leader of the Cuban Revolution Fidel Castro Ruz with Camagüey, the native land of Major General Ignacio Agramonte and Loynaz.

El  primer encuentro tuvo lugar realmente un día antes el 25 de Julio de 1953,  cuando Fidel  y el resto de los asaltantes a los cuarteles Moncada  en Santiago de Cuba y “Carlos Manuel de Céspedes” en Bayamo,   transitaron por distintos medios, tren m, ómnibus u automóvil, toda la llana provincia, incluso en el caso del Comandante en Jefe se detuvo para almorzar junto a sus acompañantes en un pequeño restaurante nombrado “Los Venaditos”  conocida por la fonda del español Manolo González Pérez situado en la calle “Cornelio Porro” en el Reparto Garrido de la urbe principeña.

La estancia fue breve   pues era propósito  reiniciar rápido la marcha en el Buick azul, con el techo color crema, por la Carretera Central hacia Santiago de Cuba.

Años después  Manolo, el dueño de “Los Venaditos,  declaró  al diario Adelante: “Nadie sospechaba en lo que andaban. Yo me enteré al otro día, el 26 de julio, por la radio, que escuché la noticia del asalto al cuartel Moncada. Entonces nos dimos cuenta: ¡caramba! esta gente almorzó aquí”.

El segundo momento efectuó  hace cuatro décadas con la Revolución triunfante  en el poder para celebrar el XXIV aniversario del Día de la Rebeldía Nacional en una explanada situada cerca de la circunvalación norte de la ciudad.

Como había sido en ocasiones anteriores Fidel pronunció las palabras centrales donde destacó la labor del pueblo agramontino con el desarrollo de un amplio programa socioeconómico y la construcción de numerosas fábricas y escuelas y otras obras sociales que benefician a la población, pero también a la economía del país.

De Aquellos días en que Fidel visitó Camagüey son estas palabras:  “…De modo que podemos decir que hoy Camagüey simboliza el espíritu revolucionario de trabajo y de lucha que reina en todo el país. ¡Eso sí constituye un homenaje digno a los que han caído! ¡No con palabras, sino con hechos…!

 La tercera oportunidad en que el líder revolucionario cubano y los camagüeyanos se encontrarían para conmemorar la efemérides del 26 de Julio sería en 1989  un periodo que de enlace entre el III y IV Congreso del Partido Comunista de Cuba cuando se llevaba a cabo el proceso de rectificación, y tendencias negativas y un contexto internacional diferentes al vivido en las últimas décadas.

Nuevamente el Comandante en Jefe ocupo su lugar en la tribuna para dirigirse al pueblo, habló sobre los resultados alcanzados en la economía, y destacaba entre otros la fábrica de Cerveza Tínima, el Combinado Cárnico, la Pasteurizadora, las fábricas de quesos, y se había trabajado en la remodelación de los centrales y la construcción de los nuevos Batalla de Las Guásimas y Jesús Suárez Gayol y estaba próximo a su inauguración el Centro de Investigaciones de Ingeniería Genética y Biotecnología, el segundo del país, y ya se explotaba de forma óptima el centro de camaronicultura en Santa Cruz del Sur.

En su  oratoria Fidel reflexionada junto a los camagüeyanos la posibilidad de convertir a Camagüey en un modelo de desarrollo para el Tercer Mundo, fundamentalmente en la producción de alimentos y otros programas sociales inherentes, misión que aún está pendiente

Sin embargo lo trascendental de aquella intervención estará relacionada con la agenda internacional del país a las dificultades del campo socialista, y dijo más:

“… porque si mañana o cualquier día nos despertáramos con la noticia de que se ha creado una gran contienda civil en la URSS o, incluso, que nos despertáramos con la noticia de que la URSS se desintegró, cosa que esperamos que no ocurra jamás, ¡aun en esas circunstancias Cuba y la Revolución Cubana seguirían luchando y seguirían resistiendo!

“Tenemos que ser más realistas que nunca. Pero tenemos que hablar, tenemos que advertir al imperialismo que no se haga tantas ilusiones con relación a nuestra Revolución y con relación a la idea de que nuestra Revolución no pudiera resistir si hay una debacle en la comunidad socialista; porque si mañana o cualquier día nos despertáramos con la noticia de que se ha creado una gran contienda civil en la URSS o, incluso, que nos despertáramos con la noticia de que la URSS se desintegró (…) ¡aun en esas circunstancias Cuba y la Revolución Cubana seguirán luchando y seguirán resistiendo!”.

Aquel crudo vaticinio se haría realidad meses después ambos la URSS y el Campo Socialista desaparecieron, pero la pequeña Isla del Caribe, asediada por el mayor Imperio de la historia, sometida a un cruel bloqueo económico y financiero que se extiende por más de cinco décadas, permanece firme en sus principios inspirada en el legado del invicto Jefe que con un puñado de jóvenes dio un asalto al cielo hace 64 años.

Foto:   Adelante

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Camagüey, Cuba, fidel c astro ruz, historia, revolución y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s