SIMPLEMENTE PIROLO.


Aún cuándo el tiempo transcurre vertiginosamente la desaparición física de Teofilo Stevenson Laurence, no parece verdad y que todo resulta una broma macabra de la vida.

Even when time passes so precipitously the physical disappearance of Teofilo Stevenson Laurence, it does not seem true and everything is a macabre joke of life.

Teo, el gigante del central Delicias, o el simple Pirolo como era conocido por familiares y amistades intima, fue, es y será uno de los iconos más populares y querido del deporte cubano, el hombre que con la modestia

y sencillez de sus orígenes desestimo con flamante orgullo las innumerables propuestas para que pusiera su  firma en un papel en blanco con el cuán pretendían comprarle el alma y convertirlo en vulgar mercancía,

Más el siempre rechazó esos intentos de degradarlo ante los ojos de sus millones de compatriotas que lo le profesaron cariño y admiración y que él prefirió por encima de todas las cosas, ser fiel a su pueblo y aFidel.

Alrededor de dos décadas sobre el ring lo llevaron del anonimato cuando fue descubierto por John Herrera, hasta convertirse en  la estrella más rutilante de la Escuela Cubana de Boxeo, la joya mas preciada fruto de la solidaridad y de la paciente labor de orfebre de los entrenadores de la selección nacional.

Como resultado de ese desempeño conquistó tres coronas olímpicas, segundo en hacerlo deforma general y el primero en la división suprema los + de 91 kilogramos, además se adueñó de igual cantidad de diademas mundiales, así como de títulos en  evento nacionales e internacionales.

Respetado en cualquier parte del planeta, no solo por la fuerza insuperable de sus puños, sino por su carácter afable que lo hizo un  ídolo de multitudes, disfrutó del reconocimiento del ambiente en todos los círculos boxistico del orbe. Una prueba de ello lo constituyen las palabras que expresara Mohamed Ali, una leyenda del pugilismo contemporáneo, quien al conocer el deceso de su par cubano señaló:

“Me entristeció profundamente (…) la noticia de la muerte de uno de los grandes campeones del boxeo, Teófilo Stevenson. Aunque nunca peleó profesionalmente, haber ganado tres medallas de oro en tres Juegos Olímpicos diferentes, garantiza que él habría sido un enemigo formidable para cualquier otro campeón de peso pesado reinante o cualquier retador en su mejor momento. Siempre recordaré el encuentro con el gran Teófilo en su Cuba natal. Él fue uno de los grandes de este mundo, y a la vez fue un hombre cálido y abrazable. Mis condolencias para su familia y amigos. Que descanse en paz”.

A cinco años de su muerte prematura, (11 de junio de 2012) con 60 recién cumplidos Pirolo, Teo, el gigante del central Delicia, Stevenson, dio su paso definitivo a la gloria eterna convertido en un sol que ilumina el boxeo y el deporte cubano para todos los tiempos.

 

foto: Internet

Esta entrada fue publicada en boxeo, Cuba, deporte, fidel c astro ruz, juegos olímpicos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s