EL CAMAGÜEY NO OLVIDA A SU APÓSTOL


En algo más que una semana todos los cubanos y los camagüeyanos en particular rinden homenaje a dos patriotas del siglo decimonónico  caídos  en el mes de mayo con 22 años de diferencia.

In just over a week all Cubans and Camagüeyans in particular pay tribute to two patriots of the nineteenth century fallen in the month of May with 22 years of difference.

El Mayor General Ignacio Agramonte y Loynaz  una de las principales almas de la Guerra por la Independencia de 1868, fue siempre admirado por José Martí quien en varios de sus fecundos textos dejó frases e ideas llenas de un profundo sentimiento  de aquel “Diamante con alma de beso”,

Al Apóstol se le debe esas referencia donde destaca  de El Mayor:  “era un ángel para defender, y un niño para acariciar”, y tenía una “…estrella donde los hombres solemos tener corazón…”.

La relación de José Martí  con el Camagüey y sus hijos e hijas tienen en Agramonte uno de sus principales  vaso comunicante y se extendió como ninguna otra provincia de manera tan  especial  en  su formación.

Ejemplo también está  en  uno de sus amigos el patriota cubano Fermín Valdés-Domínguez y Quintanó, (hijo de padre guatemalteco y madre cubana que vivió en Camagüey, familia que influyó en su interés por esta villa del centro oriente cubano que nunca conoció.

Del Camagüey fueron algunos de sus amores  María del Carmen de Zayas-Bazán e Hidalgo, con la cual contrajo matrimonio el 20 de diciembre de 1877 y tuvo a su hijo José Francisco Martí el 22 de noviembre de 1878,  la otra mujer  fue la actriz Eloisa Agüero de Osorio.

Por eso y por todo lo que José Martí amó a esta otrora Villa de Santa maría del Puerto del Príncipe, aún en el dolor de haberla visitado nunca, sueño que quedó trunco por aquella  bala  salida no se sabe de que fúsil en Dos Río,  los camagüeyanos cada año rinden donde al pie de la estatua del Héroe con flores, poemas, canciones y la reafirmación de ser fieles a su ideario, el mismo que iluminó a los jóvenes que en el Centenario de su muerte, intentaron tomar el cielo por asalto.

Por ello en representación de la juventud agramontina, Yalieski Rivero Álvarez, presidente del Movimiento Juvenil Martiano en la provincia, recordó cómo durante años los jóvenes han protagonizado importantes procesos portando en el corazón las doctrinas del Maestro.

Como cada año el pueblo camagüeyano no pasó, ni dejará pasar nunca por alto el 19 de mayo, fecha en la que perdió la Patria al más universal de todos los cubanos.

Foto:  Yadira  Núñez Figueredo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Camagüey, Cuba, historia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s