EL SON DE MATAMOROS


¿De dónde serán los cantantes? ¿Son de la loma, del llano, de cualquier parte?, ¡pero  cantan bien y eso es lo que importa!, sobre todo aquel mulato con un genio inigualable para componer, cantar y pulsear la guitarra que lo caracterizaría no solo en su suelo natal, sino en Cuba y más allá de las fronteras.

Where will the singers be from? Are they from the hill, from the plain, anywhere, but they sing well and that’s what matters !, especially that mulatto with an incomparable genius to compose, sing and play the guitar that would characterize him not only on his floor Natal, but in Cuba and beyond the borders.

Miguel Matamoros, nació en Santiago de Cuba, 8 de mayo de 1894 fue profeta en su tierra y contribuyó al desarrollo del son cubano, ritmo procedente de las zonas rurales del oriente de la Isla y que se difundió por todo el archipiélago precisamente por la impronta de este artista y su afamado trío

Procedente de una familia humilde, en su juventud y adolescencia desempeñó numerosos oficios para sobrevivir, pero la música fue lo que lo motiva, así con su guitarra va dando a conocer el popular género.

En 1925, Miguel funda en su ciudad natal  un trío junto a Siro Rodríguez y Rafael Cueto el cual llevaría por nombre “Trío Matamoros” y graban su primer disco  en Estados Unidos donde combinan lo mejor de la música cubana el son, bolero, habaneras, congas etc., y entre cuyos temas está la pieza ” Lágrimas Negras” de su autoría que ha sido versionada por muchos intérpretes.

Otros temas que recrean el trío “Promesa”, “Dulce embeleso”, “Elíxir de la vida”, “El trío y el ciclón”, “La mujer de Antonio” y “Mamá son de la loma”.

Miguel, director, voz y guitarra prima, empleaba de un modo libre la sustancia rítmica y melódica de la lírica popular. No hacía armonías rebuscadas; su música era eminentemente tonal; en sus acompañamientos no empleaba disonancias ni otras asperezas armónicas, y algunos críticos de la época lo tildaron de tradicionalista

Miguel Matamoros es más, mucho más. No es sólo Son de la loma oLágrimas negras. Ahí están, como testimonio fiel de una época, sus más de 400  grabaciones.

El 15 de abril de 1971 en la caribeña ciudad de Santiago de Cuba dejaba de existir esta leyenda de la música y la cultura nacional para pasar a otra dimensión la de los inmortales

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, cultura, música y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s