EL MAGRO DECORO DE ALMAGRO


 La Organización de Estados Americanos (OEA), fundada el 20 de abril de 1948, fue creada con el objetivo supuesto de agrupar a todas las naciones del continente con el objetivo de ser un foro de concertación política de diálogo multilateral y toma de decisiones y la integración, velar por los derechos humanos y evitar la presencia comunista en la región, pero resultó otra, constituyó un mecanismo de control y dominación del país más poderoso sobre la faz de la tierra después de la II Guerra Mundial, los Estados Unidos de América.

The Organization of American States (OAS), founded on April 20, 1948, was created with the objective of grouping all the nations of the continent with the objective of being a forum for political consultation on multilateral dialogue and decision-making and Integration, human rights and avoid the communist presence in the region, but it was another, it was a mechanism of control and domination of the most powerful country on the face of the earth after World War II, the United States of America.

Un breve recuento histórico confirma la anterior definición cuando unas  veces por omisión y otras con la plena anuencia del organismo multilateral se han cometido los peores hechos contra loa indios, negros, blancos, niños, mujeres y hombres de los pueblos América Latina y el Caribe.

Ejemplos sobran, la Guatemala de Jacobo Arbens en 1954, el intento de acabar con la Cuba revolucionaria surgida en 1959, la invasión de las tropas estadounidenses en República Dominicana en el año 1965, el derrocamiento del Gobierno de la Unidad Popular en Chile en 1973, la invasión a Granada en 1983, o la guerra sucia librada contra el gobierno sandinista, estos solo son una muestra en los que la OEA, ha actuado o callado miserablemente al compás de Washington, por ello el Canciller de la Dignidad Raúl Roa García la llamó con justa razón Ministerio de Colonias.

Ahora, esta organización que enmudeció, mientras sonreía en abril del años 2002, cuándo se produjo el golpe de estado contra el presidente Hugo Chávez Frías, vuelve a vestir su ropaje traidor en la guerra de desestabilización que libran las administraciones norteamericanas contra la República Bolivariana de Venezuela y el presidente electo por el pueblo Nicolás Maduro Moro con el fin de potenciar la aparición en la escena pública de los trasnochados de la IV República que ven afectados sus intereses.

En uno u otro momentos la influencia de los secretarios generales en estos servicios al imperio yanqui han sido mayor o menor en el derrotero de la organización, tal es el caso del señor Luis Leonardo Almagro Lemes.

Pero, quien este señor que de la noche a la mañana se ha erigido en el campeón de los derechos humanos en el continente, este nuevo cruzado que amenaza no dejar piedra sobre piedra en su afán de ¿defender la democracia representativa made in USA?

Una mirada a su perfil Luis Almagro Lemes nos muestra que fue elegido Secretario General de la OEA el 18 de marzo de 2015, con el apoyo mayoritario de los Estados miembros, al ser electo anunció que uno de los ejes principales de su gestión sería “más derechos para más gente” .

Diplomático de carrera, Almagro fue canciller de su país entre 2010 hasta el primero de marzo de 2015. Por esa razón tiene  amplia experiencia regional e internacional. Además, fue electo senador en las elecciones nacionales del Uruguay en octubre de 2014.

Además, el Secretario General de la OEA fue embajador ante la República Popular China durante cinco años, tras ocupar puestos diplomáticos de jerarquía en la propia Cancillería de su país, y en las representaciones diplomáticas del Uruguay  en Alemania e Irán.

Este señor que guardó silencio cómplice en el golpe de estado parlamentario contra la presidenta Dilma Rousse, por parte de los corruptos, o el despido laboral de miles de argentinos y argentinas y otros hechos antidemocráticos en los propios Estados Unidos pretende condenar al gobierno Chavista de Nicolás Maduro, castigar a ese hermano pueblo por querer soberano.

El presidente venezolano ya advertía a ese pequeño gran hombre que es José “Pepe” Mújica de la naturaleza traidora de Almagro, tendrían que pasar muchas cosas para que el ex guerrillero comprendiera hasta donde había sido ingenuo y decidiera separarse del secretario general de la OEA, en una carta pública.

Este es el señor que se ha prestado al juego desafiante de ser partero del golpe de Estado en Venezuela,  un inestimable servicio que le prestaría al gobierno de los Estados Unidos, así como un golpe a la integración Latinoamericana y caribeña.

Como escribió José Martí en el ensayo “Nuestra América”: “Ya no podemos ser el pueblo de hojas, que vive en el aire, con la copa cargada de flor, restallando o zumbando, según la acaricie el capricho de la luz, o la tundan y talen las tempestades; ¡los árboles se han de poner en fila, para que no pase el gigante de las siete leguas! Es la hora del recuento, y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes.

A los sietemesinos sólo les faltará el valor. Los que no tienen fe en su tierra son hombres de siete meses. Porque les falta el valor a ellos, se lo niegan a los demás.  (1)

(1) En sayo Nuestra América, José Martí

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, internacionales, latinaomérica. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s