EN NOMBRE DE LA HEREJIA


Lo acontecido en los meses más recientes en el béisbol internacional, como en Cuba confirma fehacientemente una de las tantas definiciones se le brinda a este deporte ” es redonda y viene en cuadrada”, debido a que la pelota con la que juega es una circunferencia que no deja lugar a dudas y mientras el envase es geométricamente opuesto, ahí está la gran paradoja existente en este deporte.

What happened in the most recent months in international baseball, as in Cuba, confirms one of the many definitions given to this sport “is round and comes in square”, because the ball with which it plays is a circumference that Leaves no doubt and while the packaging is geometrically opposed, there is the great paradox existing in this sport.

Tal como dijera el gran exreceptor de los Yankees  de New York el inmortal Yogui Negra, “esto no se acaba hasta que se acaba”, así tenemos que en la Mayor League Béisbol (MLB), dos equipos sumaban entre ambos más de un siglo sin ganar un campeonato en la gran carpa, los Cubs de Chicago vs los Indias de Cleveland los cuales llegaron a la final y tras alcanzar los últimos ventaja de tres victoria y una derrota, los Cachorros estaban contra la pared y a punto de cumplirse nuevamente la maldición de la cabra que lo mantenía alejado del banderín, sin embargo, las cosas comenzaron a cambiar hasta coronarse en la temporada 2016, en un séptimo encuentro inolvidable.

Otro tanto sucedía en Cuba, en el transcurso de la campaña hubo favoritos que navegaron con buen viento como fue el caso de los “Cocodrilos”,  o devorando adversarios como el campeón defensor los “Tigres” de Ciego de Ávila, no obstante, el desempeño de dos históricos, Industriales y Pinar del Río resultó decepcionante, brecha por donde avanzaron otros.

Al final unos “Alazanes” que jugaron mejor, con inspiración y fe en la victoria,  esta vez le sonrió luego de cuatro décadas de ingentes esfuerzos y se llevaron el triunfo que le abrió el espacio a la LIX Serie del Caribe, donde los dirigidos por Carlos Martí, y no cometo ninguna herejía al decir que los granmense lograron el mejor resultado de un equipo cubano desde su reinserción en la pelota regional, incluso por encima de la alcanzada por los “Vegueros” de Pinar del Río, a base de disciplina, cohesión y compromiso lo cual permitió que el país volviera a soñar.

Y para cerrar los “Criollos” Caguas de Puerto Rico se encargaron de borrar la sonrisa y la alegría de los mexicanos favoritos para ganar una vez más la Serie del Caribe y en un gran duelo dejaron en el camino a las “Águilas ” de Mexicali.

Al parecer en el béisbol han llegado tiempos para los débiles, que como muchos David se alzan contra los Goliats.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en béisbol, Cuba, deporte y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s