EL MONUMENTO DE FIDEL


En el mundo muchas personas se asombraron al conocer la decisión de  Fidel Castro Ruz de que a su muerte no quería fuera  utilizado su nombres en ningún lugar público, institución o cualquier otra designación oficial.

Many people in the world were astonished to know the decision to Fidel Castro Ruz that at his death he did not want to be used his names in any public place, institution or any other official designation.

Solo pidió un modesto lugar donde descansar sus huesos convertidos en cenizas, también por voluntad propia,  que fuera  allí cerca donde reposan los restos mortales de su amado y querido maestro José Martí.

Las palabras del Apóstol de que toda la “…gloria del mundo caben en un grano de maíz”, se convirtió en la armazón moral, ética, así como de profundo y arraigado apego a los principios, que lo acompañó durante toda su fecunda existencia física.

Los cubanos, como muchos hombres y mujeres de América Latina y el Caribe, África y Asia, no necesitarán de monumentos, mausoleos o llamar con el nombre del héroe calles, plazas o cualquier lugar, la obra revolucionaria de Fidel porque está en las escuelas que como dijo el Maestro sombró para que la patria y la humanidad recogiera mejores personas, en los hospitales y en los miles de médicos graduados gracia a su visión de futuro.

Los monumentos a Fidel están en las industrias construidas para hacer prosperar los pueblos, en los humildes que tuvieron al fin un hogar donde vivir decentemente sin miedo al desahucio, en los campesinos dueños de sus tierras, sin que el rico terrateniente, sus matones con la complicidad de la guardia rural los desalojara y los lanzara al medio del camino.

El gran monumento al líder histórico de la Revolución de Cuba y del mundo se halla en el esfuerzo de los  obreros, en  la labor  de los científicos, en el quehacer de artistas e intelectuales, en los títulos y medallas de los deportistas, en la alegría eterna de los niños y jóvenes, en la sonrisa agradecida de los padres, madres, abuelos,  abuelas, en toda la obra que él  legó a la humanidad, consolidada con la misma fidelidad que le entregó a su pueblo y en la unidad de todos y para el bien de todos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, fidel c astro ruz y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s