EL ATLETA MAYOR


imagesEn múltiples facetas de Fidel Castro Ruz, el deporte ocupó un lugar relevante en su fecunda vida, tanto como un practicante sistemático desde su juventud como en el gigantesco esfuerzo por desarrollar un verdadero movimiento deportivo que hizo posible que Cuba un lugar destacado en el concierto internacional.

In many facets of Fidel Castro Ruz, sport played a significant role in his fruitful life, both as a systematic practitioner from his youth and in the gigantic effort to develop a true sports movement that made it possible for Cuba to be a prominent place in the international concert.

Esa idea la comenzó a desarrollar desde los días iniciales del triunfo de la Revolución cuando anunció que ésta desarrollaría la actividad de la cultura física. En ese sentido Fidel, no solo dotó al país de los recursos materiales, científicos y humanos indispensable para llevar adelante esa tarea, sino que estuvo al tanto de la preparación de los equipos y atletas que hoy exhiben más de 500 títulos y medallas en los principales eventos, como los Juegos Olímpicos y Campeonatos Mundiales.

El periodista Luis Báez Hernández en su libro “Absuelto por la historia”, recoge varios criterios de los propios atletas, entrenadores y federativos cubanos y extranjeros acera de la huella dejado en ellos por el líder histórico de la Revolución cubana.

GRANDIOSO  MARAVILLOSO

Driulis González Morales, atleta cubana, campeona olímpica de judo, señaló “Fidel es algo muy grande para Cuba y el deporte en especial. Siempre será recordado como un líder histórico, grandiosos, maravilloso. En 1996 con aquella lesión en la cervical en Atlanta logré ganar.  Cuando llegamos me abrazó y me saludó, sabía del  esfuerzo en el logro.

FUE MUCHA LA EMOCIÓN

Félix Savón,  tricampeón olímpico de boxeo: “Fidel representa mucho para mí, veo en él un faro que alumbra y guía, que controla y ve mucho más allá de lo que percibe cualquier ser humano, que como él no hay ninguno, su presencia matiza, impresiona, y logra que todo el que esté a su alrededor quede admira-do y paralizado ante sus análisis y   comentarios.

Constituye ejemplo  de voluntad, sacrificio, y convicciones revolucionarias. La primera vez que lo vi, frente a frente, fue en el abanderamiento de los Juegos Centroamericanos en Dominicana, me entregó la bandera y perdí el habla; fue como un golpe, perdí las palabras,  me quedé mudo, quería hablarle pero mientras más lo miraba me-nos me salían las palabras. Fue mucha la emoción.

BUJÍA IMPULSORA

Felipe Sarduy Carrillo, pelotero cubano: Para mí el comandante es, ha sido y será eternamente el máximo inspirador del deporte en nuestro país. Cada palabra dirigida a los atletas ha sido una bujía impulsora. Me ha animado a entregarme totalmente en cada competición. Con las enseñanzas de Fidel he alcanzado una convicción profunda de que no hay fuerza mayor que la de un deportista revolucionario que defiende los colores de su bandera. Me ha enseñado y he aprendido que no soy.

Poseedor de grandes riquezas materiales, pero sí siento a diario el calor de mi pueblo camagüeyano y de mi patria socialista.

ABNEGACIÓN Y VOLUNTAD

Filiberto Azcuy, bicampeón olímpico de lucha grecorromana: Conocer a Fidel es lo más grande y significativo que me ha podido pasar después de haber ganado las medallas. Él es un  ejemplo de sacrificio, abnegación y voluntad.

A un hombre como él no se le puede estar brindando ideas superficiales, se merece la mayor certeza pues predica con ejemplo.

UNA POLÍTICA CORRECTA

Juan Antonio Samaranch,  ex presidente del Comité Olímpico Internacional: “Cuba ayuda a muchos otros países, lo que demuestra que una nación pequeña puede tener también una conducta deportiva de altísimo nivel. No hay dudas de que el deporte en Cuba no va bien, sino muy bien, y en eso juega un papel muy destacado el Presidente Fidel Castro, quien ha aplicado una política correcta de que el deporte comienza en las escuelas y se practica masivamente.

MI  GUÍA

Juan Morales, recordista mundial juvenil de atletismo: “Fidel ha sido mi luz, mi guía. Realmente mi vida comenzó con la alfabetización. Entonces tenía 12 años y me incorporé a la que después fue la brigada Conrado Benítez. Nunca había salido del seno familiar. Terminamos la alfabetización y en el acto le gritamos: «Fidel, Fidel, dinos qué otra cosa tenemos que hacer», y nos respondió: «estudien», y eso hice. Partí de mi tierra, Santiago de Cuba, y vine para La Habana a incorporarme al plan de becas, de donde salí para la antigua Unión Soviética.

Luego, regresé para erigirme como campeón nacional y participar en la gloriosa delegación del Cerro Pelado a los juegos de Puerto Rico ´66. Todo eso, y lo que vino después, se lo debo a él. Por eso siempre estoy presto para cumplir lo que de él emane. Soy resultado, como hombre negro, de la libertad,

EJEMPLO DE HUMILDAD

Legna Verdecia Rodríguez,  cubana  campeona olímpica de judo: “Fidel es ejemplo de humildad, dedicación, perseverancia, audacia, ayuda a los más necesitados, visión futurista. Sin él, está claro que nuestro deporte revolucionario no sería el mismo, su apoyo en el desarrollo de la actividad física y deporte, ha jugado un papel fundamenta, yo diría que decisivo. Yo salí de ese deporte. Estoy segura  que, como siempre estuvo en cada competencia con nosotros, estarápresente en mí para siempre.

ES UN PADRE

María Caridad Colón,  campeona olímpica de atletismo: “Fidel ha sido y es un padre para mí y muchos que como yo nacimos con el triunfo de la revolución. Por ello he vivido muchos privilegios, como el que me premiara personalmente cuando fui nominada la mejor atleta del año en la categoría juvenil.

Con él he  compartido muchas alegrías y también he sufrido cuando veo que hay cosas que no salen como quiere. Para quien nació en la lejana y entonces olvidada Baracoa, en Oriente, Fidel ha sido luz.

Por ello es que no puedo diferenciar su influencia en mi vida como atleta y persona. Él ha influido en todo y muchas cosas que he hecho y haré son inspiradas en él.

TODO EL ORO DEL MUNDO

Teófilo Stevenson, atleta cubano tricampeón olímpico de boxeo: Me ofrecieron millones de dólares para que saltara al profesionalismo, pero no cambiaría mi trocito de Cuba ni a Fidel por todo el  oro del mundo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s