HORTA: EN UNA NUEVA DIMENSION DE LA HISTORIA


indiceTras casi una semana de perenne batalla contra la muerte, falleció este lunes en su ciudad de Camagüey, Adolfo Horta Martínez a la edad de 59, años víctima de un accidente cardiovascular irreversible.

After almost a week of perennial battle against death, died Monday in his city of Camagüey, Adolfo Horta Martinez at the age of 59, a victim of an irreversible cardiovascular accident.

Nada pudo hacer  la ciencia para detener el tiempo y devolvernos al llamado “Hombre del boxeo Total” pleno y vital, con su sonrisa, compartidor con sus amigos y con todos aquellos que reconocían en él a una de las grandes glorias del deporte cubano contemporáneo.

Ni los tres títulos mundiales alcanzados en el pugilismo aficionados, primero en alcanzarlo junto a otro grande Teófilo Stevenson, ni tampoco la sub-corona  olímpica, aquel resultado que fue la asignatura pendiente en  tú brillante carrera, ni los  campeonatos continentales, regionales o del país, te cegaron la razón, ni impidieron que siempre en ti existiera la modestia y la sencillez de los hombres buenos.

Recuerdo aquella ocasión en que una institución de las artes escénicas del Camagüey quiso darle un bien merecido homenaje, un grupo de personas nos hicimos cómplices de un brindarle una sorpresa.

Conocíamos que Jorge Navarro Torres, más conocido por el “hueso”  trabajador del comercio en el reparto Florat, lugar donde Horta pasó su niñez había sido el primer entrenador  que tuvo el campeón.

Comenzado el homenaje y con Navarro Torres aguardando el momento en medio de aquella fiesta de la cultura se anuncio la presencia del veterano y ya enfermo entrenador en el lugar, y el reencuentro entre profesor y alumno se lleno de lágrimas de alegría y agradecimiento mutuo.

Participé en muchas ocasiones en recorridos por distintas zonas citadinas y rurales y en todas partes que llegaba el pueblo le profesaba singular reconocimiento por su grandeza.

Hoy ya no está físicamente, también quiso la historia  con su partida haya ocurrido apenas a pocas horas de la del líder histórico de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz a quien consideraba su mejor entrenador, la obra y la carrera del Horta será recordada con la luz de los tiempos.

Nota: El mencionado entrenador de Adolfo Horta en este trabajo Jorge Navarro Torres no tiene parentesco con el autor.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en boxeo, Camagüey, Cuba, deporte y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s