TRUMPCUTÚ SE DESENCADENA.


VENTANA AL MUNDOPor estos días es difícil sustraerse a la tentación de referirse a la situación política en los Estados Unidos, porque si bien la campaña electoral llevada a cabo por la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump fue un show hilarante con el mayor aporte histriónico para este último las jornadas posteriores al 8N parecen no ser agradable.

It is difficult these days to avoid the temptation to refer to the political situation in the United States, because although the election campaign carried out by Democrat Hillary Clinton and Republican Donald Trump was a hilarious show with the greatest histrionic contribution to this Last days after 8N seem not to be pleasant.

Donald Trump.

Donald Trump.

Nuevamente el sistema electoral de la nación “defensora de la democracia y los derechos humanos”, permitamese el entrecomillado, le jugó una mala pasada al establishment, pues mientras el voto popular marchó en favor la Clinton, el veleidoso favor de los colegios estatales de, todo o nada para los candidatos dijo otra cosa distinta y es la tercera ocasión que sucede en las recientes cinco elecciones celebradas desde el año 2000 a la fecha.

Tras las palabras dichas por unos y otros incluido el presidente en funciones Barack Obama, llamando a una reconciliación y “somos un mismo equipo” como señaló el actual inquilino de la Casa Blanca, existe una parte de la población norteamericana insatisfecha y que se siente estafada de ese proceso electoral que llevó Trump al triunfo.

Y es que en varias ciudades importante como Nueva York,  Portland y otras, más miles de manifestantes se han lanzado a las calles a canalizar ese descontento que ha requerido la intervención de las fuerzas públicas que arremeten contra ellos.

Por otra parte Trump ya ha dado señales de que sus declaraciones de campaña no son simples palabras para captar nobles ovejas, sino que sus ideas cavernícolas tienen fundamento.

Ya el presidente electo calentó el  panorama nacional estadounidense al reafirmar que  expulsará del país a unos tres millones de indocumentados a pena que asuma la jefatura de gobierno, con lo cual crearía una tensa situación que pudiera finalizar en una tragedia americana de concretarse el famoso muro que Donald Trump  pretende construya México en la frontera común de ambos países o que sus aliados europeos de la OTAN le paguen a los Estados Unidos el hecho de defenderlos.

En fin que el llamado sueño alimentado por décadas, para que almas inocentes creyeran en el,  parece tocar fondo, ¿podrá Trump hacer valer sus mega millones personales, frente al verdadero poder que está detrás del sillón presidencial de la Oficina Oval?

Veremos que ocurre a partir del 20 de enero del venidero 2017.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Estados Unidos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s