OCTUBRE


Desde hace más de un siglo el mes de octubre es béisbol,  en algunos es el fin de una larga temporada y en otras latitudes es el comienzo de una nueva campaña.

En las Grandes Ligas de Estados Unidos el nombre del décimo mes  del año ha estado incluso vinculado a héroes y villanos dentro del ambiente de la pelota, uno de ello es el caso del norteamericano Reggie Jackson decidió innumerables desafíos con sus enormes cuadrangulares.

For over UN Century October is baseball, in some adj is the end of a long season and elsewhere in is the beginning of a new campaign.

In Major League Baseball United States the name of the tenth month of the year has been included linked a Heroes and Villains Within the environment of the ball, one of it is the case of American Reggie Jackson decided innumerable challenges with its enormous runs.

Además de la nación norteña, otros países como Japón, Corea del Sur y Taipei de China, así como en América Latina y el Caribe y Europa tienen clausuras y aperturas con mayor o menor calidad, pero despertando interés y pasión en los aficionados.

En Cuba octubre es símbolo de lucha patriótica y también del juego de: “Los nueve hombres en acecho…” “…unirán sus destinos a la caída y ruptura de la esfera simbólica. Un hombre provisto de un gran bastón intenta golpear la esfera, pero con la enemiga de los nueve caballeros, vigilantes de la suerte y navegación de la bolilla. Jueces severísimos se reúnen, dictaminan, y se ve después silencioso a uno de aquellos caballeros defensores, abandonar el jardín de los combates. La esfera de cristal en manos de uno de aquellos guerreros, tiene fuerza suma para si se toca con ella el ajeno cuerpo, cincuenta mil hombres de asistencia prorrumpen en gruñidos de alegría o rechazo”. (*)

Estos caballeros y también damas que ocupan un lugar en ese misterioso juego, van y vienen detrás de la blanca pelota que viaja por los aires, rueda por la tierra y la hierba, seguida por incontables pares de ojos, es el centro de la atención,  la agonía de unos y otros.

Ya concluyó una fase del lirismo del diamante beisbolero en esta isla, cuatro concertaron pasaje para continuar la contienda otros tantos tratarán de ocupar los dos puestos restantes, el resto tendrá que esperar otras primaveras, veranos e inviernos para llegar a otros octubre con sus suertes y azares.

Así será para el bien de las gradas enardecidas y alegres con sus múltiples colores, sin distinción de edades o géneros,  por los siglos de los siglos, porque el béisbol es pasión y es lo más parecido a la vida.

(*) “Los nueve hombres en acecho” José Lezama Lima.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en béisbol, Cuba, deporte y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s