AQUÍ SE HABLA DE CONFESIONES Y OTROS TEMAS.


El libro “Confesiones de Grande”, versión en letra impresa del programa televisivo de igual nombre a cargo del periodista Aurelio Prieto Alemán, es una de esas ocasiones para acercarse al béisbol cubano de las últimas cinco décadas.

The book “Confessions of Big” print version of the television program of the same name a shipment of german journalist Aurelio Prieto, is one of the aes paragraph closer occasions the cuban baseball Last Five Decade.

Desde aquella entrega memorable de “El alma en el terreno” de Leonardo Padura y Raúl Arce” también  un grupo de entrevistas  a peloteros  de la primera etapa de las Series Nacionales, no había surgido un texto con similares propósitos.

Es cierto que en este lapso de tiempo  se escribieron y publicaron otros volúmenes de corte biográficos, así como  la presencia de la ensayística desarrollada por el doctor Félix Julio Alfonso con estudios sociológicos y cultorológicos relacionados con la pelota, pero no un compendio de entrevistas con estrellas de ese deporte en la Isla.

En “Confesiones…”  se retoman algunas de esas glorias del béisbol  cubano que tuvieron la difícil responsabilidad de sustituir en el campo de juego  a estrellas, debido a la dinámica imperial la cual pretendió despojar a la Mayor de las Antillas de sus valores, su historia y de aquellos que constituían ídolos del imaginario popular.

El libro de Aurelio Prieto  es un vehículo para que algunas de esas figuras emergentes en el contexto posterior a 1959, sean reconocidos por las generaciones actuales. Pero también es espacio para que las sucesivas oleadas de peloteros expresen sus vivencias.

En esta entrega no se deja de denunciar las patrañas inventadas por los acérrimos enemigos del país, que han desarrollado cuanta artimaña como esa macabra decisión de que quien jugar bajo la égida de la Major League Basseball (MLB) tenga que renunciar a su país.

Sin embargo, en “Confesiones…” , aparecen algunas de las insuficiencias que han lastrado al béisbol cubano, entre ellas el descuido por la mejor atención integral a los atletas, que no solo representa una remuneración económica, necesaria para ellos, pero complementaria dentro del proyecto humanista de la Revolución cubana.

El reconocimiento moral acorde con el papel desempeñado que sirva de fuente nutritiva para los que empiezan, resulta vergonzoso que estrellas de la pelota nacional de las décadas más recientes no hayan recibido la despedida que se ganaron en el terreno de juego, mientras en otros casos se sobredimensione esas expectativas.

Las voces que salen de las páginas del libro reclaman esas cosas, así como la transparencia de los actos y decisiones de los directivos del deporte y la obligatoriedad que les asiste para ofrecer explicaciones y argumentos válidos que lo justifiquen.

Allí está ese testimonio de un deporte que para Cuba y sus hijos no es un mero juego, es espíritu vivo, esencia e identidad de una nación, el cual no puede maltratado ni olvidado.

El

Anuncios
Esta entrada fue publicada en béisbol, Cuba, deporte y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s