DE MIS RECUERDOS: JUEGOS DEPORTIVOS ESCOLARES


Estadio Juan Abrantes.

Han transcurrido más de cinco décadas y aún al volver recordar siento, una gran nostalgia por aquellos tiempos fundacionales de los Juegos Deportivos Escolares Nacionales, idea que surgió en tiempos difíciles, pero que fue creciendo hasta llegar con más o menos rasguños hasta estos días.

They have more than five decades have passed and still the back remember I feel a great nostalgia for those founding days of the National School Sports Games, an idea that emerged in difficult times, but grew to reach more or less scratches to this day.

Contaba con nueve años de edad, cuando aquel mes de agosto de 1963 cientos de niños y adolescentes de las entonces seis provincias del país y el plan de Becas fueron convocados a competir bajos los principios éticos del Barón de Coubertein.

Constituía un hecho inédito en el ámbito nacional, que más allá del propio mundo atlético, fue un suceso cultural para el país gracias al impacto que tuvo en la sociedad cubana.

Así quedó reflejado en las palabras inaugurales de Fidel castro ruz, el 22 de agosto de 1963 en el estadio Eduardo Saborit” de Marianao cuando dijo:

Este día en que se inician los primeros Juegos Deportivos Escolares, (…) marca una nueva etapa, una nueva época en nuestros deportes (…) y agregaba… Surgirán muchos campeones, muchos equipos, no sabremos cuáles equipos formados por quienes, pero si estamos seguros de que entre ustedes surgirán muchos campeones”.

Desde aquel día tuve la convicción de que algún día participaría en aquellas competencias, las olimpíadas de los niños y jóvenes cubanos, sueño hecho realidad tiempo después, y de allí vendría el conocer a muchos que con el paso del tiempo se convertirían en medallistas olímpicos, mundiales, continentales y regionales.

Aún está viva la final de la carrera de los 100 metros planos de los 8vo. Donde el bólido Silvio Leonard le ganó a mi compañero y amigo de siempre Pedro Hernández, han transcurrido varios lustros y sigo creyendo que los jueces se equivocaron, también de generación surgieron hombres y mujeres como Alejandro Casañas, María Elena Sarría, Ángel Cabrera, y otros a quienes vi competir y triunfar.

Las inauguraciones luego se trasladaron para el estadio “Juan Abrantes” de la Universidad de La Habana, y tantos los ensayos generales como la propia apertura del evento, todos concentrados era una fiesta inigualable.

El crecimiento de la justa aconsejo diseminar los deportes por las distintas provincias con inauguraciones en cada una de ella, algo que resulto necesario y positivo, pero que indudablemente le resto encanto.

La prensa, radio y televisión incluida se encargaba diariamente de informar lo que ocurría en cada instalación, entre ellas transmisiones en vivo de partidos de béisbol, baloncesto o fútbol o pruebas de pista y campo. Hoy aunque se realizan esfuerzos por devolver el esplendor a estos no fructifican lamentablemente, no obstante a la presencia de atletas foráneos que han visto en la olimpíada escolar cubana un ejemplo a seguir.

Cada año con la llegada del periodo estival en Cuba, arribará el momento de los sueños y esperanzas de miles de jóvenes actores indispensables en el desarrollo y fortalecimiento del movimiento deportivo de la Mayor de las Antillas

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, deporte y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s