DE LA HABANA A RIO DE JANEIRO (23)


Entre las figuras olímpicas de Cuba que jamás deben de ser olvidadas se encuentra Pedro Chappé García, uno de los más brillantes baskebolistas de la llamada época de oro de este deporte en la Isla, en que se llegó a codear entre las naciones más fuerte del planeta.

Among the Olympic figures of Cuba that should never be forgotten is Pedro Chappé Garcia, one of the brightest baskebolistas of the so-called golden era of the sport on the island, which was reached elbowing among the strongest nations in the World.

Pedro Chappé vestido de rojo con el número siete intentando un tiro en suspensión.

Se le recuerda con su número siete en la camiseta participando con apenas 17 años de edad (La Habana 16 de agosto de 1945 y fallecido el 15 de mayo de 2003) en los Juegos Centroamericanos y del Caribe (JCC) de 1962 en Kingston, Jamaica, donde la selección termino en cuarto lugar y luego escalar sucesivamente hasta llegar en 1974 a Santo Domingo, República Dominicana donde ganaron la medalla de oro.

La trayectoria a través de los eventos regionales y continentales fue desarrollando en él al jugador más talentoso, un pívot central de apenas 1,96 metros de estatura, pero de fuerte complexión física que inspiraba respecto bajo los aros a sus adversarios de más elevado tamaño.

Pero en Chappé también cabía inteligencia para desempeñarse a la ofensiva, un anotador por excelencia, capaz de repartir balones y realizar pases de magia con lo cual dejaba ahondado a sus rivales en la duela.

Por esas cualidades fue designado en más de una ocasión para integrar los equipos todos estrellas en certámenes internacionales a la vez que era un líder nato en los quintetos en los cuales se desempeño sobre todo en los éxitos del basket de la Mayor de las Antillas.

Esos grandes momentos se iniciaron en 1971 con la medalla de bronce en los VI Juegos Panamericanos de Calí Colombia, en 1971 y tuvieron su momento cumbre en la cita de los Juegos Olímpicos (JO) Munich, 1972 con otra presea de igual color, en cuyo resultado el ya experimentado Pedro Chappé aportó 114 puntos a la causa cubana, el mejor encestador del plantel en esa justa.

También fue eje de vital importancia en el Festival Mundial de baloncesto realizado en Perú 1973, donde Cuba ganó la medalla de plata y en el cuarto lugar obtenido en MundoBasket efectuado en Puerto Rico en el año 1974.

De Chappé habría que agregar además, que fue el encargado de enlazar tres generaciones de baskebolistas, desde Raúl y Casimiro García que participaron en los olímpicos de Londres, 1948, pasando por la era de los ´60 donde descollaron junto a él figuras como Jimmy Davies, Andrés “Tamakún” Martínez y Jacinto González, hasta llegar a los que se impusieron en los ´70, Ruperto Herrera, electo al salón de la fama mundial del deporte, Alejandro Urgellés, Miguel Calderón, el camagüeyano Oscar Varona, y Conrado Pérez entre otros.

Tras su retiro del deporte activo se desempeño como entrenador, incluso de la selección nacional, donde los resultados no fueron tan relevantes como en su época de jugador, pero de cualquier manera es un referente para mantener viva la memoria histórica.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Camagüey, Cuba, deporte y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s