DE LA HABANA A RÍO DE JANEIRO (22)


Los deportes por equipos también han permitido subir al podio de los Juegos Olímpicos y el baloncesto es el primogénito en cuanto a participación cubana en citas estivales y también el primero de esas disciplinas en alcanzar medalla.

Team sports also have allowed the podium of the Olympic Games and basketball is the firstborn in terms of Cuban participation in summer events and also the first of those disciplines to reach medal.

Ruperto Herrera,

En los XIV Juegos celebrados en Londres en 1948 la Mayor de las antillas realizo su debut con una escuadra de básquet entre cuyos integrantes estaban José Llanusa, Mario “risita” Quintero, Federico López y Raúl García. La selección ocupo el 13er; lugar entre 23 países concursante y donde lo más sobresaliente resultó el triunfo sobre Argentina.

Sin embargo, no sería hasta 24 años después en Munich, Alemania, 1972, que los caribeños obtuvieron una histórica medalla de bronce que es el desempeño más brillante del deporte de los aros y las canastas para la nación.

Un año antes de las olimpíadas los basquebolistas de Cuba también habían alcanzado un tercer puesto durante los VI Juegos Panamericanos efectuados en Cali, Colombia, con la particularidad de haber derrotado a la imbatida selección de Estados Unidos.

Pero, volvamos a Munich, 12 meses más tarde, donde los criollos fueron asignados al grupo A junto vencieron en seis partidos frente a Egipto (105-64; España, (74-53); Checoslovaquia, (77-65); Australia, (84-73); Japón (108-63 y Brasil, (64-63) solo fueron superados ante los norteamericanos (48-67).

En semifinales el quinteto de la isla cayó ante la Unión Soviética en cerrado duelo (61-87), para dar paso a las respectivas discusiones de medalla.

De tal suerte el partido por el tercer peldaño de la cita bajos los cinco aros sería entre Cuba vs Italia, cuyo resultado final muestra a las claras (66-65), con los europeos tirando en los últimos compases del dramático encuentro y el avezado entrenador antillano Carmelo Ortega, recordándose aunque fuera por esta vez de los ancestros africanos, para que el jugador de la selección azurra equivocará la puntería “bajo los rayos potentes de la deidad afrocubana Chango”.

Han transcurrido casi nueve lustros de aquel momento en que tras el silbatazo final un mar de cabezas, torsos, y brazos negros, blancos, mestizos se confundían entre abrazos sobre la cancha, hombres y mujeres de la delegación de Cuba que como niños lloraban de alegría, tras el triunfo.

En aquel torneo hubo varios destacados como el lamentablemente desaparecido Alejandro Urgellés, segundo máximo anotador de la nómina con 108 cartones, Ruperto Herrera, grande a la ofensiva, enorme a la defensa, Miguelito Calderón y Pedro Chappé quien es punto y aparte en esta historia.

En aquella relación contribuyeron Oscar Varona, Alejandro Domecq, José Miguel Álvarez, Franklin Standard, Juan Roca, Conrado Pérez, Rafael Cañizares y Tomás Herrera, ellos abrieron una senda.

 

Fotos archivos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, deporte, juegos olímpicos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s