DE LA HABANA A RÍO DE JANEIRO (21)


En Cuba no son todos los deportes que han llegado al podio en más de ocasión en Juegos Olímpicos (JO) y tampoco todos los que han hecho han respetado en más de una cita cuatrienal. En ese grupo de las disciplinas con destellos intermitentes se encuentran el yatismo, la natación y el ciclismo.

In Cuba are not all sports that have reached the podium in over time in Olympics (JO) and not all who have been respected in more than one quadrennial event. In that group of disciplines with intermittent flashes are yachting, swimming and cycling.

Carlos Cárdenas Cumel y su hijo Carlos Cárdenas Plat

En 1948 apenas tres años después de concluida la II Guerra Mundial, Londres, unas de las ciudades del planeta testigo de la destrucción de las bombas fascistas celebró la XIV edición de las olimpíadas.

A esta competencia acudió nuevamente Cuba con una modesta delegación de 53 atletas, pero a la vez la más numerosa desde que Ramón Fonts participará en solitario en París, 1900.

En esa oportunidad la Mayor de las Antillas haciendo honor a su condición de ínsula logró que sus representantes del datismo se adjudicaran una presea de plata gracias a la tripulación integrada por Carlos de  Cárdenas Cumel y su hijo Carlos de Cárdenas Plat a bordo de la embarcación Kurush en la Clase Star y acumulado de 4 800 puntos.

A la izquierda Rodolfo Falcón Cabrera y Neisser Bent Velázquez a la derecha.

En relación al medio acuático tuvo que transcurrir 48 años para volver a tener un desempeño decoroso esta vez en la natación, cuando los tritones Rodolfo Falcón Cabrera y Neisser Bent Velázquez, alcanzaron las preseas de plata y bronce respectivamente en los 100 metros estilo libre.

Falcón ya entonces un nadador con cierta experiencia estampó tiempo de 54,38 segundos, en tanto su compañero Bent, hijo del desaparecido pelotero de la provincia de Holguín, Ricardo Bent Williams, dejó marca de 55.02, sorprendente, pero agradable resultado que llenó de emociones a los cubanos.

Yoanka González Pérez

El tercer momento histórico le correspondió al ciclismo a través de una de las grandes campeonas con la que ha contado la Isla en certámenes internacionales del más alto nivel como el ocurrido en Beijing en el 2008.

En esa justa Yoanka González Pérez, asistió a un evento con el dolor de tener accidentado a su esposo el brillante ciclista Pedro Pablo Pérez, y con ese coraje que hace a los deportistas, la oriunda villaclareña se adjudicó la medalla plateada.

Yoanka puso todas sus fuerzas en piernas, brazos y mente para adueñarse de esa posición en la carrera por puntos, resultado que materializaría en la última vuelta al velódromo.

Foto: Archivo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, deporte, juegos olímpicos y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s