DE LA HABANA A RÍO DE JANEIRO (19)


Leovaldo Pereira e Ibrahim Rojas.

Los orígenes del canotaje no se conocen con exactitud, pero quizás resulta la embarcación más antigua utilizada actualmente es fruto de un largo recorrido por la historia de la humanidad y de su vinculación casi mística con el mar.

Boating origins are not known exactly, but perhaps it is the oldest boat used today is the result of a long journey through the history of mankind and his almost mystical relationship with the sea.

Su presencia en los Juegos Olímpicos (JO) se remontan a Berlín en 1936 en que fue utilizada como un evento de de velocidad, pero a partir de Barcelona 1992 se incluyó la modalidad slalom.

El canotaje lo conforman la modalidad de kayac, con la utilización de paletas a uno y otro lado que alternan su entrada al agua, los atletas van sentados sobre la superficie de la embarcación y se compite en K-1; K-2; K-4.

La otra especialidad es la canoa donde el (o) atletas apoya una de sus rodillas en el fondo de la pequeña nave, y el remo es de uno solo lado, en el C-2, cada deportista asume lugares opuestos para dar mayor estabilidad al bote.

Para los cubanos la canoa no era muy conocida, no obstante a su condición insular y no fue hasta bien entrada la segunda mitad del siglo XX, en que comienza a cobrar auge especialmente en zonas costeras del sur del país.

Los primeros atletas de la Mayor de las Antillas que intervinieron bajo los cinco aros fueron en Munich ´72 Rogelio Chirino y Edicto Gilbert en el K-2 a 1 000 metros, en tanto el último lo haría también en el K-1, tras un tiempo se volvería a participar en Barcelona ´92 y Atlanta ´96 sin resultados notables.

El reconocimiento a las muchas horas de navegación para enfrentar las exigencias de la prueba llegaron durante los XXVII JO de Sydney, Australia, allí el 30 de septiembre de 2000 el dúo integrado por Ibrahim Rojas y Leovaldo Pereira llegaron segundo en el C-2 1 000 metros.

En el propio certamen Leidys Frank Balceiro tuvo una decora actuación a conquistar otra presea plateada en el C-1 también a la distancia de 1 000 metros.

La XXVIII cita estival es acogida por la ciudad primogénita del deporte olímpico en los tiempos modernos, Atenas, Grecia, el mismo escenario que 108 años atrás el rey Jorge II, había inaugurado los Juegos, gracias a la perseverancia y la buena voluntad de Pierre de Freddy, Barón de Coubertín.

Allí, en la capital helénica, Cuba volvió a poner una de sus canoas entre las punteras del certamen, cuando la pareja de C-2, esta vez integrada por Rojas y Balceiro llegó segunda en los 500 metros.

Beijing y Londres volverían a ver a los kayaquistas y canoistas cubanos en acción, pero ninguna tripulación estuvo a la altura de sus predecesores, que no solo conquistaron lauros olímpicos, sino que se impusieron convincentemente en campeonato y copas del mundo reafirmando su jerarquía

Foto: archivo gettyimages

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, deporte, juegos olímpicos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s