ES HORA DE RECUENTO, Y MARCHA UNIDA


La principal premisa de la Cumbre de la comunidad de Estados Latinoamericano y del Caribe (CELAC) que tuvo por sede a La Habana, Cuba,  en 2014 fue el acuerdo de los jefes de Estado y de Gobierno de declarar a la región como zona de Paz.

The main premise of the Summit of the Community of Latin American and Caribbean States (CELAC) held by headquarters to Havana in 2014 was the agreement of the heads of state and government to declare the region a zone of peace.

En ese sentido se han realizado múltiples esfuerzos entre los que sobresale las conversaciones la administración del mandatario Juan Manuel Santos de Colombia con las guerrillas de las FARC-EP, primero y más reciente con el Ejercito Liberación Nacional para buscar poner fin a más de medio siglo de conflicto armado con un alto costo humano y económico.

Esas acciones han sido apoyadas y por los integrantes de la CELAC, y varios países celebran directamente en función de concretar el cese bilateral del fuego, la dejación de las armas por las fuerzas insurgentes, el paramilitarismo, así como la reparación de daños a las víctimas.

Por otra parte el más reciente conclave de la organización efectuado en Quito, Ecuador se pronunció por eliminar la desigualdad y favorecer el desarrollo económico de los países miembros, igualmente estableció la lucha contra el hambre, la pobreza, las enfermedades curables y que cobran miles de víctimas cada año.

Sin embargo, los nobles y altruistas gestos son saboteados por la reacción derechista del continente y sus aliados más cercanos, los cuales aupados por el Imperio yanqui emprenden un camino hacia la desestabilización de los gobiernos progresistas, y traer con ellos la restauración del neoliberalismo salvaje.

Ejemplo de estas acciones se aprecian en la República Bolivariana de Venezuela y Brasil, cuyos mandatarios Nicolás Maduro y Dilma Roussef son vilipendiados, en tanto en Argentina ya se aprecian los efectos engañosos de los discursos populistas de la oligarquía, que tratan de atomizar los procesos democráticos, mientras la dura realidad es los miles de desempleados.

Ante esta situación no queda otro camino “… ¡los árboles se han de poner en fila para que no pase el gigante de las siete leguas! Es la hora del recuento, y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes.” como predicó José Martí, solo así Latinoamérica y el Caribe alcanzará su segunda y definitiva independencia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, internacionales, latinaomérica y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s