DE LA HABANA A RÍO DE JANEIRO (11)


Ángel Herrera Vera a la izquierda ante otro alemán Siegfried Mehnert.

Nadie consiguió el sueño olímpico tan rápido como en el caso de Ángel Herrera Vera, doble titular bajo los cinco aros (1976-1980) y par de veces monarca del mundo en los certámenes convocados por la Asociación Internacional de Boxeo Amateur (AIBA).

Nobody won the Olympic dream as fast as in the case of Angel Herrera Vera, double holder under the five rings (1976-1980) and twice monarch of the world in competitions organized by the International Amateur Boxing Association (AIBA).

Lo significativo en este joven nacido el dos de agosto de 1957 en la más oriental provincia cubana, Guantánamo, es que antes de asistir a los Juegos Olímpicos de Montreal ´76, era casi un desconocido, sin una trayectoria marcada de éxitos que lo avalara, ya no solo para aspirar a una medalla en la ciudad canadiense, pero ni siquiera se concebía dentro de la selección de la Mayor de las Antillas.

El primero y hasta ese momento resultado de valor era la presea de oro en la división de los 57 Kg., en el Torneo Internacional Giraldo Córdova Cardín inmemorian, pero valió tal desempeño para que los entrenadores de la escuadra nacional confiarán en él en la cita estival.

Ya en la justa olímpica combate tras combate, Herrera fue desbrozando el camino hacia la cúspide, nocao, veredictos favorables, unos con amplitud, otros con más reducido margen como en la pelea ante el estadounidense David Armstrong, lo llevan de la mano a la final por el título.

Ante el Ángel guantanamero se oponía el alemán Richard Nowakowski otro joven boxeador, con mucha más escuela que el antillano, quien ya había estado en torneos en la Isla con buenos resultados.

Un primer asalto de algunos intercambios pero en el segundo arreció el ataque, era cierto que el germano resultaba favorito, pero cuando suena la campana para el segundo capítulo, Herrera combina y un poderoso gancho de izquierda, su mano fuerte la de los grandes triunfos venideros, ponía horizontal la anatomía Nowakowski a los 2:18 minutos del asalto intermedio.

Esta victoria lo encumbra, y cuatro años más tarde en Moscú ´80, ahora con más edad, y preparación, peleando en la división ligera los 60 Kg., repite la actuación precedente y se convierte en el segundo cubano con doble título olímpico.

Sube a lo más alto del podio, una sonrisa de satisfacción cubre su boca, más no será igual a aquella cuando casi un desconocido se encumbró como una estrella del día la noche.

En su palmarés queda un récord: 255 victorias con solo 12 derrotas, resultó seis veces Campeón Nacional Cubano en 1977, 1978 1979 y 1982, 1983, 1984.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en boxeo, Cuba, deporte, juegos olímpicos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s