LOS PUEBLOS NO OLVIDAN SU HISTORIA


VENTANA AL MUNDOUno de los “consejos” no solicitado desde luego, que dejó el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama en su visita a Cuba fue olvidar el pasado, algo sobre lo cual ha insistido constantemente desde que comenzó su mandato en la Casa Blanca, recuérdese la Cumbre de las Américas en Trinidad Tobago 2009, o más reciente en la cita hemisférica de Panamá en 2015.

One of the “tips” requested course, that left the President of the United States, Barack Obama during his visit to Cuba was not to forget the past, something which has consistently insisted since he began his term in the White House, remind yourself the Summit of the Americas in Trinidad Tobago 2009, or most recent hemispheric meeting in Panama in 2015.

En ambas ocasiones la “amable” invitación fue rechazada por la mayoría de los presentes en esos encuentros y también los que desde lejos objetaron esa insinuación.

Y no es que se pretenda vivir constantemente en el pasado, sin embargo, para entender el presente y proyectarse en el futuro se requiere conocer los hechos y acontecimientos ocurridos en los diferentes países y lo sufrido por los pueblos.

¿Acaso a los palestinos se les olvidara las masacres a lo que han sido sometido durante décadas por parte del estado sionista de Israel? ¿Los panameños o dominicanos dejaran a un lado las invasiones perpetradas por los propios Estados Unidos en 1965 y 1989 respectivamente?

¿Las madres, esposas, hijas e hijos de las naciones del cono sur del continente americano dejarían de clamar justicia a los asesinos y torturadores involucrados en el Plan Cóndor?; aquel diabólico engendro organizado desde las oficinas de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y llevado a cabo por los representantes de los gobiernos oligarcas al servicio del Imperio.

A los propios norteamericanos ¿se les olvidará los brutales asesinatos de Abraham Lincoln, John F. Kennedy, Martín Luther King o Malcom X por motivos políticos?

¿Podrían los cubanos borrar de sus memorias la ocupación yanqui cuando prácticamente tenían ganada la guerra iniciada en 1895, o las sucesivas intervenciones ocurridas a tenor de la Enmienda Platt?

¿Cómo decirle a las víctimas de los ataques terroristas contra la Isla, realizado con la venía del gobierno estadounidense que tanta sangre derramada y afrenta deben ser olvidadas?

Somos un pueblo amante de la paz, deseosos de tener buenas relaciones con todos los seres humanos del mundo, incluido los propios Estados Unidos. Vemos con buenos ojos la decisión compartida de restablecer y normalizar los contactos entre los dos países, poder visitarnos y conocernos mutuamente después de más de 50 años del peor bloqueo económico, financiero, comercial, político y diplomático conocido sobre la faz de la tierra, pero no a cambio de olvidar nuestra sagrada historia y la gloria vivida. Eso no lo haremos jamás mister Obama.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, Estados Unidos, historia, internacionales y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s