DE LA HABANA A RÍO DE JANEIRO (9)


Un rico caudal de campeones y medallistas olímpicos y mundiales atesora Cuba en más de un siglo en el ámbito deportivo, lo cual es reconocido universalmente.

A wealth of world and Olympic champions and medalists Cuba treasures in more than a century in sports, which is universally recognized.

Sin embargo, hay algunos menos conocidos que otros y entre ellos se encuentra Manuel Dionisio Díaz Delgado, quien junto a Ramón Fonst Segundo se convirtieran en los esgrimistas más sobresalientes de los III Juegos Olímpicos (JO) celebrados en San Luis, Estados Unidos, 1904.

La Habana fue su ciudad natal el ocho de abril de 1974, preveniente de una familia acomodada lo que le permitió la práctica de una disciplina tan elitista por entonces como la esgrima.

Desde temprana edad conoció los enigmas de las armas, (florete, espada y sable) de las enseñanzas de maestros como el propio Filiberto Font Branly, padre de su compañero Ramón Fonst.

Antes de la cita estival de San Luis, Manuel Dionisio Díaz, ya había sido estudiante de la Universidad de Harvard, periodo en el cual perteneció a la Asociación Atlética de Boston y al Club Atlético de Nueva York, y   había ganado el campeonato de espada de los Estados Unidos en 1899 y otros títulos en las tres armas en Nueva Inglaterra.

Con esos significativos resultados asistió a la cita olímpica de 1904, allí se presentó en la modalidad de sable individual, donde alcanzó triunfos hasta llegar a la discusión de la medalla de oro frente al estadounidense William Grebe.

Luego de las victorias de Ramón Fonst en el florete y espada, ambos se unieron en compañía de Albertson van Zo Post para discutir la corona del florete por equipos, donde también se agenciaron la preseas áurea.

Tras aquella brillante faena Manuel Dionisio Díaz, dedicó más tiempo a sus responsabilidades académicas como profesor en la   Ingeniería de la Universidad de la Habana, aunque por ello no dejo de participar en la organización de encuentros bilaterales en los Estados Unidos y otros países europeos.

Fue fundador en 1923 la Federación Amateur de Esgrima de Cuba y participó como delegado del equipo nacional en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, Ciudad de México (1926).

Mientras como federativo preparaba la segunda versión de los Juegos regionales, prevista para celebrarse en La Habana (1930), realizó un viaje a los Estados Unidos para someterse a una intervención quirúrgica en la clínica Hermanos Mayo, en Rochester, Nueva York, lugar donde inesperadamente falleció víctima de un infarto cardíaco el día 20 de febrero de 1929 a los 55 años de edad.

Para su amigo y compañero de mil batallas Ramón Fonst, la pérdida del destacado deportista dejó a la esgrima cubana sin uno de sus principales propulsores, el cual a 87 años de su muerte y 11 de su entrada triunfal a la gloria olímpica es recordado con respecto y admiración.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, deporte y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s