DE LA HABANA A RÍO DE JANEIRO (8)


El deporte de los touché y paradas está presente en Cuba desde el mismo primer día de la conquista, cuando los navegantes de las tres calavera, La Niña, La Pinta, y La Santa   María, pusieron sus pies “en la tierra más hermosa que ojos humanos hubieran visto”, según dijera el genovés Cristóbal Colón.

The sport touches and stops is present in Cuba from the very first day of the conquest, when sailors of the three skull, La Niña, La Pinta, and Santa Maria, put their feet “in the most beautiful land eyes humans have seen, according to the Genoese Christopher Columbus he said.

Ramón Font.

Como deporte la esgrima surge en la Isla en la década de los años ´60 del siglo XIX, cuando se crea la primera sala de armas en el Casino español de La Habana y entre sus primeros asistentes se encontraban Ramón Font Segundo y Manuel Dionisio Díaz Delgado las dos principales figuras de esa época.

Sería Font el primer atleta cubano en participar en Juegos Olímpicos,  (JO) en la cita celebrada en París 1900, allí con solo 17 años de edad tocó la gloria al ganar la medalla de oro en la espada tras vencer en emocionante duelo al francés Louis Perrée.

A la siguiente justa efectuada en San Luis, Estados unidos en 1904, nuevamente Font encabezaría la reducida delegación de la Mayor de las Antillas, compuesta por el también esgrimista Manuel Dionisio Díaz, Albertson Van Zo Post, un alemán incorporado para la justa por equipos, y el corredor de larga distancia Félix “el andarín Carvajal”.

En esa competencia, el elegante Font se adueñaría de las medallas de doradas en Florete y Espada, Díaz conquistó el sable y junto Van Zo, dominarían el florete por colectivo.

Desde entonces y hasta 1992 los esgrimistas cubanos estarían fuera del podio en las citas estivales, Barcelona, España fue el resurgir con una presea de bronce de Elvis Gregory en el florete individual y una de plata por equipo junto a Oscar García, Rolando Tucker, Tulio Díaz y Hermenegildo García.

Las preseas volverían a encumbrar ese deporte para la Isla en los JO de Atlanta, 1996, con la medalla de plata de Iván Trevejo en la espada masculina al caer en cerrado combate frente Alexandr Beketov (14-15), a esto se añadiría el bronce del florete por equipos, nuevamente el trío formado por Tucker, Gregory y Oscar García subiría al estrado de premiaciones.

En el año 2000 Sydney, Australia resultó la última sonrisa disfrutada por la esgrima cubana con el tercer lugar obtenido por los espadistas en la prueba colectiva, Nelson Loyola, Carlos Pedroso y el propio Iván Trevejo.

Desde entonces aquella hornada de mujeres y hombres que alcanzó grandes resultados en eventos de mayor rango los JO y Campeonatos Mundiales desapareció, dejando una estela brillante en el universo esgrimístico universal.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, deporte, juegos olímpicos y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s