HONOR A QUIENES HONOR MERECEN


Peloterios de las Series Nacionales exaltados al Salón de la Fama.

Los años ´90 del pasado siglo y el primer decenio de actual milenio bien pudiera llamársele etapa crítica para la humanidad de la cual Cuba no escapa, desintegración del campo socialista primero, la atomización de la Unión Soviética, cuyo simbolismo resultó la caída del muro de Berlín entre otros hecho llevaron a la hegemonía de una ideología y la configuración de un mundo unipolar.

90s of last century and the first decade of this millennium may well be called critical stage for humanity which Cuba does not escape, disintegration of the socialist camp first, the fragmentation of the Soviet Union, whose symbolism was the fall of the wall Berlin among other fact led to the hegemony of an ideology and configuration of a unipolar world.

Con el llamado fin de la historia, países la Mayor de las antillas tuvieron que enfrentar difíciles momentos por subsistir sin claudicar ante la potencia que desafiaba barría todo lo que se le interpusiera en sus planes imperiales.

En medio de esa crisis de valores un grupo de escritores, historiadores, periodistas, artistas plásticos, músicos, cineastas, dramaturgos etc., iniciaron miradas hacia aquellos detalles que los identifican como pueblo, como nación.

Esteban Bellan, uno de los pioneros del béisbol cubano.

Entre esos elementos de cubanía está el deporte de forma muy especial el béisbol, y no es que con anterioridad no se hubiera reflejado esta zona en la obra de importantes intelectuales y artistas, ahí están sus nombres, José Martí, Julián del Casal, Nicolás Guillén, Alejo Carpentier, y hasta el mismísimo José Lezama Lima dejaron huellas de su impronta vinculado a ese esotérico mundo de las bolas y los strike.

Sin embargo, en esa etapa de los ´90 del siglo XX el béisbol se revisitó en el campo de la literatura ya fuese por medio de la ficción o del testimonio, y las artes visuales dejaron ver algunos trabajos interesantes, escudriñando el pasado para conocer las tormentas del presente.

A mi juicio entre las ideas lanzadas al terreno que tiene un peso específico importante es la refundación del Salón de la Fama de la pelota cubana, un lugar donde rendirle eterno homenaje a todos aquellos, peloteros, entrenadores, directivos, árbitros, estadísticos periodistas, narradores y hasta personajes imprescindibles que animaron el pasatiempo nacional, en fin todo los que con su quehacer tributaron gloria al deporte nacional.

Oretes Miñoso.

Desde la Punta de Maisí, hasta el Cabo de San Antonio hubo consenso entre los millones cubanas y cubanos que siguen con pasión la disciplina y se convocó s un Coloquio Nacional con representación de todo el país, donde la voz de todas las regiones estuvo democráticamente presente.

En el acto de refundación con la exaltación de 10 grandes figuras estaba implícito el reconocimiento a quienes ya estaban allí por méritos pasados y también a los que aún gracias a la manquedad de pensamiento estaban marginados, pero primo la inteligencia colectiva y quedó resuelto el entuerto.

Allí quedaba sellada la continuidad de la pelota cubana con más de un siglo de existencia pues coincidían hombres de los tiempos iniciales con los que fueron pasando por los estadios poco a poco.

Sin embargo, desbrozado parte del camino la exaltación de 2015, aún esta por realizar que hacen ganar fuerza a los rumores de cierta reticencia por parte de la Comisión nacional de Béisbol por la presencia de algunos candidatos que a sus ojos, están vetados por causas extradeportivas, el otro tema no menos candentes guarda relación con el futuro Museo, donde aparezcan estos inmortales.

Soy de la opinión que todo pelotero que haya jugado y brillado en Cuba en la época que fuese y que durante ese periodo hubiese mantenido una conducta correcta dentro y fuera del terreno debe ser tenido en cuenta.

Conrado Marrero.

Y en cuanto a la sede del Salón no quiero entrar en un gran debate por ahora, solo diré que el estadio Latinoamericano, lugar de rica historia, no obstante es el menos indicado para acoger un sitio con esas características que permita la visita diaria de niños, jóvenes y adultos, nacionales o extranjero que quieran conocer de la historia de la pelota en Cuba

Tampoco el Instituto Nacional de Deporte Educación Física y Recreación no es el organismo más apropiado para acometer esas funciones, aunque si debe dejar plasmado su asesoría técnica en materia beisbolera, para el Ministerio de Cultura le es más propicio, aunque con sus limitantes, aunque también pudiera pensarse en una organización no gubernamental que acoja esa gigantesca misión con la colaboración de todos los involucrados.

Estas son solo algunas consideraciones, sobre la necesidad de rendir honor a quienes honor merecen.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en béisbol, Cuba, deporte y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s