OTRO PASO EN BUSCA DE LA INTEGRACIÓN


El camino de la integración latinoamericana y caribeña ha costado cientos de años de sufrimientos y sacrificios desde que los pueblos originarios enfrentaron a los conquistadores europeos y que tuvo un su estallido a partir de la Revolución de Haití en 1791, cuando los esclavos tomaron las armas y derrotaron a las fuerzas opresoras francesas.

The path of Latin American and Caribbean integration has cost hundreds of years of suffering and sacrifice since the native peoples fought European conquerors and had a his outburst after the Haitian Revolution en1791, when slaves took up arms and defeated the French occupying forces.

Desde entonces las ansias de libertad no se detuvieron allí, sino que se propagaron por todo el continente, del Río Bravo a la Patagonía, por lo que en el comienzo del siglo XIX, los distintos pueblos  de Sudamérica se pusieron en pie de guerra, batalla que aún en nuestros días no ha finalizado.

Sin embargo, bajo la inspiración de los más preclaros pensadores que iniciaron el proceso independentistas, Simón Bolívar, José Martí y otros próceres, en el presente milenio se dio continuidad a la obra de esos grandes hombres lo cual dio fundamento a la creación a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribeños (CELAC) proyecto de unidad e ideario de unidad de la región.

Quito, Ecuador, acoge a los Jefes de Estado y de Gobierno, o sus representantes de las 33 naciones miembros para celebrar la IV Cumbre del bloque comunitario con el propósito de seguir ampliando los nexos entre cada uno de ellos, reafirmando el papel que le corresponde desempeñar en un contexto global en que cada día los pactos y alianzas son más frecuentes entre los distintos países.

Hasta la fecha CELAC, en medio de las divergencias que caracteriza a cada uno de sus integrantes ha logrado conservar la unidad y navegar en  el mar enrarecido por las crisis económicas, políticas y los conflictos bélicos, que han originado más pobreza y por tanto incremento en las oleadas migratorias.

Esta Cumbre de Quito, tiene entre sus principales metas, mediatas e inmediatas, convertir en acuerdos y políticas las propuestas del gobierno de Rafael Correa para la eliminación de la pobreza y la reducción de las desigualdades como necesidades básicas para alcanzar un desarrollo sostenible.

Además, se buscará el fortalecer la carta fundacional, donde el diálogo político entre los Estados, miembros supere las diferencias y haga factible lo acordado en la II Cumbre efectuada en La Habana en 2014 en la cual resultó declarada la región como zona de paz.

El actual momento tiene especial connotación ante el visible retroceso histórico que hoy vive Argentina y los afanes antidemocráticos que tratan de ganar terreno en otras naciones, no obstante, el futuro de América Latina y el Caribe es y seguirá por el camino de la integración ante los desafíos que propone el mundo neoliberal.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, internacionales, latinaomérica y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s