PASIONES COMPARTIDAS.


Cuba y Estados Unidos, no solo comparten orillas opuestas a uno y otro lado del Estrecho de la Florida, sino también, historia, cultura y experiencias comunes y relaciones abruptamente cortadas hace más de 50 años por parte del gobierno estadounidense.

Cuba and the United States share not only the banks opposite one side of the Florida Straits, but also history, culture and common experiences and relationships abruptly cut over 50 years ago by the US government.

El 17 de diciembre de 2014 ambos países decidieron  emprender un proceso con el propósito de restablecer los vínculos en un nuevo contexto  donde debe primar el respecto mutuo y la soberanía  como base esencial para un posible y necesario entendimiento.

Entre esos aspectos que pueden cimentar ese diálogo interactivo se encuentra el deporte, y muy especialmente el béisbol, pasión compartida por cubanos y norteamericanos.

La pelota, como se le conoce popularmente en su versión  moderna comienza a mediados del siglo XIX y en fecha muy cercana a ese periodo este deporte llegó a la Mayor de las Antillas cuando se iniciaba el proceso fundacional y de acrisolamiento de la nación cubana.

Desde entonces el béisbol obtuvo carta de ciudadanía en la isla, peloteros, entrenadores, directivos, periodistas y sobre todo una afición que abrazó con total entusiasmo lo que se convirtió para unos y otros en deporte nacional,  el mayor espectáculo del cual disfrutan miles de personas.

En el actual coyuntura en que se busca relanzar las deterioradas relaciones, motivadas por el ansia de dominación del norte sobre el sur, la Major League Béisbol (MLB) decidio enviar a La Habana una delegación de Buena Voluntad de esa organización integrada por importantes personalidades, ex jugadores, directivos, así como la presencia de peloteros cubanos como Brayan Peña, Alexei Ramírez, Yasiel Puig y José Dariel Abreu, quienes habían abandonado el país en fechas relativamente recientes.

Cuba, reconoce y agradece el gesto de la MLB, la Revolución dio una prueba más de madurez, sensibilidad y firmeza, al acoger, sin resentimientos a quienes un día decidieron buscar otros espacios y alternativas, aunque para ello tuvieron que aceptar los  condicionamientos del otro, en cuanto a renegar a la tierra en que nacieron, y el sistema social que los formó y los preparó para triunfar en el deporte y la vida.

El encuentro entre la Federación Cubana de Béisbol (FCB) y la MLB, es un punto vital de cara un futuro inmediato compartido en que prima la visión de globalizar la disciplina de las bolas y los strikes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en béisbol, Cuba, deporte, Estados Unidos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s