DULCE MARÍA, QUERER PARA SIEMPRE


Por las venas de Dulce Maria Loynaz, corría linaje camagüeyano, como las aguas del Tínima y el Hatibónico, aunque está vasta comarca no fuera su pathos natal.

By Dulce Maria Loynaz veins ran Camagüey lineage, as the waters of Tínima and Hatibonico, but is vast country were not his native pathos.

Ella pertenece a una legión de inolvidables intelectuales y artistas que vieron la luz del mundo en aquel 1902, Nicolás Guillén y Wilfredo Lam, entre otros, y quienes darían a conocer sus obras a partir de la década de los años ´20 periodo convulso de la nación.

Aunque su formación, como la de sus hermanos tuvo un carácter intimista, el aprendizaje resultó amplio y profuso que la llevó a un dominio exquisito de la lengua materna lo cual le proporcionó vías de expresión a su sensibilidad humana.

Su mundo interior fue el arte y las letras a ellas dio todo su ser en obras que perduran como parte de un legado que traspone las fronteras y la convierten en una mujer universal.

La mayor parte de la obra de Dulce María está dedicada a la poesía y no descanso nunca de depositar sobre el pliego la espiritualidad de su alma, pero quizás el fruto más admirado de esa inagotable relación es la novela el Jardín, la cual le tomo años en terminar y todavía algunos más en publicar, considerada como precursora del género en toda hispanoamérica. De ella dijo Gabriela Mistral, Premio Nóbel de Literatura: “Para mí, leer Jardín ha sido el mejor «repaso» de idioma Español que he hecho en mucho tiempo…”.

Reconocida, admirada y respetada, en Cuba, España y muchos lugares del mundo la Loynaz constituye una de las voces que se mantiene viva y latente en el imaginario y el alma de la nación.

A ella se le recuerda y se le quiere como pidió en uno de sus poemas:

Si me quieres, quiéreme entera,
no por zonas de luz o sombra…
Si me quieres, quiéreme negra
y blanca. Y gris, y verde, y rubia,
y morena…
Quiéreme día,
quiéreme noche…
¡Y madrugada en la ventana abierta!
Si me quieres, no me recortes:
¡Quiéreme toda… O no me quieras!

* Si me quieres, quiéreme entera

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Camagüey, Cuba, cultura, libro y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s