AMOR Y PASIÓN


El béisbol en Cuba, es deporte, pero también cultura, política, ciencia y religión, según se expresen a lo largo y ancho de la Isla los millones de aficionados de esta disciplina que enaltece y también desbordan las más variopintas pasiones.

Baseball in Cuba, is sport, but also culture, politics, science and religion, according to express themselves throughout the island the millions of fans of this discipline that enhances and overwhelm the most diverse passions.

Si hay algo que en el país pueda a la vez unir o contraponer a los cubanos es la pelota, esa que como dice la canción, que desde que se nace se está jugando en las cuatro esquina, el campo o en la cima, y que se discute lo mismo en la plaza de Martes o en el parque Central.

Los tiempos actuales han causado un impacto negativo en la especialidad de las bolas y los strikes en el país, muchos motivos son de conocimiento común, otros permanecen ocultos cual resorte que oscurecen el panorama, secuelas inequívocas de desacertadas decisiones asumidas en determinados momentos.

Y no es que los errores, como en el juego, no puedan existir, sino que la rectificación de los  mismos demoran  y a veces ni siquiera se solucionan de forma inteligente, hay diversos ejemplos que resultan a esta altura de la vida innecesarios seguir nombrando, la afición los conoce perfectamente.

Sin embargo, hay cuestiones que van más allá y tienen un vínculo estrecho con la ética y la transparencia de cada medida, acción o declaración, en la que regularmente el principal protagonista del hecho, los atletas son marcados cruelmente.

El escritor Leonardo Padura, quien al recibir el  Premio Princesa de Asturias de las Letras,  llevaba además, de la tradicional guayabera que lo distinguía del resto de los laureados, una pelota de béisbol en su mano como expresión de cubanía y amor por ese deporte ha señalado: (…)  su enorme peso específico en la espiritualidad y la sociedad cubanas, convierte a este deporte, junto a las manifestaciones culturales, en una de las facetas de la vida donde cualquier solución de acercamiento y comunicación puede adquirir especiales connotaciones, capaces de incidir en todos los órdenes, incluida la política.

Perder algo que caracteriza la identidad del pueblo es un lujo que este país en medio de las corrientes neoliberales globalizadoras no pues darse.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en béisbol, Cuba, deporte y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s