ESTAMOS CON VENEZUELA.


Una ola de solidaridad con la República Bolivariana de Venezuela se levanta en toda Latinoamérica y el Caribe y también en otras partes del mundo, ante las medidas y manifestaciones injerencistas del gobierno de los Estados Unidos.

A wave of solidarity with the Bolivarian Republic of Venezuela are up throughout Latin America and the Caribbean and elsewhere in the world, before the measures and interventionist government demonstrations in the United States.

El pasado mes de marzo el presidente Barack Obama, firmó un decreto en el cual declaraba al país sudamericano como una amenaza “inusual y extraordinaria” contra la nación norteamericana, argumento muy parecido al utilizado por sus 10 antecesores en la Casa Blanca en relación a Cuba.

Algo inaudito, pues ni Venezuela, ni tampoco la isla caribeña, han tenido, ni tienen la intención de atacar al país más poderoso del planeta económica y militarmente, si acaso solo el ejemplo de independencia, soberanía y autodeterminación de sus actos pudiesen constituir en el ejemplo de emancipación para el mundo.

Aquellas declaraciones de Obama, fueron frenadas ante la exigencia de los pueblos y gobiernos del continente de que fueran retiradas y ante la proximidad de la Cumbre de las Américas en Panamá, al parecer la Casa Blanca, conocedora de los que se le venía encima en esa reunión,  consideró necesario dejar a un lado por ese momento sus ideas de injerencistas contra la nación bolivariana.

Sin embargo, como reza el refrán “perro huevero, aunque le quemen el hocico”, el Imperio ha vuelto a las andadas y recientemente el general John Kelly, jefe del Comando Sur de Estados Unidos, dijo en una entrevista el canal de televisión CNN, estar dando órdenes para tratar de destruir a Venezuela.

El aludido alto oficial añadió con total desfachatez: “Paso unos 40 segundos al día pensando sobre Venezuela. Oro por su pueblo. Está sufriendo terriblemente, con su economía a punto de implosión, inflación de 200 por ciento, corrupción rampante y el narcotráfico desde Colombia a Venezuela y al resto del mundo va creciendo”, señaló Kelly.

Ante esas declaraciones no quedas más que decir que las palabras de este señor están llenas de cinismo, ajustadas al guión elaborado en Washington para derrocar al gobierno chavista de Nicolás Maduro, el cual forma parte de una campaña global contra el reto de los países que buscan un camino de justicia e integración solo alcanzable en el socialismo del siglo XXI.

Barack Obama, empeñado en dejar un legado a su manchado mandato, donde ninguna de sus promesas electoreras se han cumplido hasta la fecha, encontrara el valladar  que constituye la determinación y la voluntad de los pueblos que solidaria y combativamente harán cumplir el llamado martiano: “Los árboles se han de poner en fila, para que no pase el gigante de las siete leguas. Es la hora del recuento, y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes.”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, Estados Unidos, internacionales, latinaomérica y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s