CUBANOS CON ANILLOS DORADOS


Kendry Morales.

Desde el momento en que se pacto el duelo final de la Serie Mundial de Béisbol de la Grandes Ligas de Estados Unidos  (MLB) se conocía que un cubano se pondría el anillo de oro destinado a los campeones, pues tanto los Reales de Kansas City, Kendry Morales, como los Mets de Nueva York, Yoenis Céspedes, contaban en sus nóminas regulares con hijos nacidos en la isla caribeña.

From the moment the final game of the World Series of Major League United States (MLB) was pact known that a Cuban gold ring intended to champions would, as both Kansas City, Kendry Morales, as the New York Mets, Yoenis Céspedes, had in their regular payroll with children born on the Caribbean island.

Adolfo Luque.

No era la primera vez para ellos estar envueltos en las postemporadas, con anterioridad uno y otro habían estado en la disputa, pero lo cierto es que desde 2005 ningún otro pelotero nacido en Cuba había vuelto a sentir el rose dorado en sus manos.

Ahora la suerte sonrió a Kendry Morales, oriundo de la localidad de Fomento, pero quien hizo su carrera en la Mayor de las antillas representando a La Habana y en específico a los Industriales, conjunto con el cual dejó el record de jonrones conectados para novato en Series Nacionales con 21.

Con anterioridad otros seis criollos, entre cientos de los que iniciaron su trayectoria en la isla y luego fueron parte del “Big Show”, alcanzaron ese galardón dorado camino iniciado por el legendario  Adolfo Luque conocido por los apelativos de “Papá Montero” y “Habana Perfecto” quien durante una larga carrera en la pelota de la Gran Carpa, cosechó par de títulos, el primero de  ellos en 1919 con los Rojos de Cincinnati, cuando vencieron a los Medias Blancas de Chicago, la segunda vez en 1933 a la edad  43 años defendiendo el uniforme de los Gigantes de Nueva York.

Luque  lanzó durante 20 temporadas en las cuales dejó récord de 193 victorias y 179 derrotas y  promedio de carreras limpias de 3.23  con 28 desafíos salvados en función de relevista, 26 lechadas.

El segundo en alcanzar un éxito semejante fue el lanzador zurdo Miguel Cuellar en la discusión de la corona en 1971 con los Orioles de Baltimore, campaña en la que logró 21 victorias con solo cuatro derrotas siendo el pitcher del juego decisivo contra los Piratas de Pittsburgh.

Orlando “El Duque” Hernández.

Los otros cubanos que han llegado al final feliz del mes de octubre son el reconocido toletero Atanasio “Tani”  Pérez, quien integró la poderosa maquinaria de los Rojos Cincinnati, ganadora de las series correspondiente a los años 1975 y 1976.

En tanto Liván “el duquecito” Hernández, el primero de los atletas que tuvo participación en las Series Nacionales ganó con los Marlins de la Florida en 1997, ocasión en que resultó seleccionado el Jugador Más Valioso de ese campeonato, mientras su hermano mayor Orlando “El Duque” Hernández, con los Yankees Nueva York se llevó tres anillos  consecutivos (1998, 1999 y 2000) como parte del staff de abridores del club insignia de ese béisbol en 2005,  se encumbraría con su cuarto aro áureo esta vez con  los Medias Blancas de Chicago, formando dúo con su compatriota José Ariel Contreras.

Todos estos peloteros tuvieron o tienen una estela destacada en la MLB y a no dudarlo otros en un futuro no muy lejano también conseguirán semejante desempeño, vivir para verlo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en béisbol, Cuba, deporte y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s