EN DEFENSA DE LA VERDAD.


A la prensa cubana le ha faltado no pocas veces la capacidad de reaccionar con inmediatez ante cualquier hecho noticioso de interés general, y como integrante de ese gremio debo reconocerlo.

The Cuban press has lacked quite often the ability to react immediately when any news event of public interest and as a member of the guild I must admit.

Sin embargo, en otras ocasiones en que si se actúa de la forma adecuada, ha faltado por otra parte el seguimiento a esa primera nota, develando los detalles que el público lector, oyente,  televidente, o en estos tiempos internautas, necesitan para aclarar lo que de primer momento no se dijo.

Estas maneras de actuar en ocasiones deja espacios abiertos a personas ingenuas, o en el peor de los casos mal intencionadas, que se dedican a propalar rumores a pequeña o gran escala así sea el propósito.

El caso más reciente lo constituyó el derribo de la estatua de la Patria en el céntrico Parque Agramonte de la ciudad de Camagüey, un acto que fuera ejecutado por quien fuera, tiene un carácter vandálico al atentar contra un símbolo nacional.

La prensa local accionó rápidamente denunció el hecho, pero falto el seguimiento el explicar ¿quién, o quienes?, cometieron el delito, sacarlos a la luz pública para que reciban la condenan moral de la población indignada.

Por el contrario, el silencio en esa zona de la información ha distorsionado el suceso, y ahora se le carga la culpa a la ubicación en esa zona de una señal  WiFi instalada para servir a una parte, que ya no es tan minoritaria como pudiera parecer, de la población local y de los que están en transito por esta comarca.

En su edición digital de este 9 de octubre la Revista digital OnCuba, publica un trabajo periodístico de Luis Eloy Lanza, quien confiesa haber recibido la información desde Camagüey, y en el señala:

“La facilidad de conexión a internet en zonas WiFi públicas en Cuba acaba de cobrarse su primera “víctima”: un monumento a la Patria en Camagüey fue desprendido de su base y dañado luego de que un individuo se encaramara en sus hombros para conseguir más intensidad de la señal inalámbrica, según informaciones que recibimos desde esa ciudad”.

Y más adelante comenta:

“Las imágenes de personas desperdigadas por las aceras o sobre las raíces de árboles, con asientos improvisados o sin ninguno, huyéndole al sol y las elevadas temperaturas, expuestos a los atracos en las noches por el insuficiente alumbrado o teniendo que compartir conversaciones privadas con extraños a su alrededor, son el lado más negativo de este pequeño paso en la extensión del acceso a la red de redes.

“Si bien esta medida permitió liberarse de las agotadoras colas fuera de las escasas salas de navegación abiertas por la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), única operadora del país, la facilidad nació incompleta; todavía no resuelve la desbordada demanda que muestra la gente de un servicio fundamental para comunicarse con sus hijos y familiares emigrados”.

Claro semejante argumento fue servido en bandeja de plata por quienes con la posibilidad de la primicia y la difusión objetiva y veraz del  suceso no profundizaron en la información y dejaron a los depredadores de la Revolución un valioso material para confundir al mundo.

Hay que recordar que sin ser una sociedad perfecta los indicadores de criminalidad en la isla son muchos menores, casi ínfimos si se compara con otros países desarrollados del planeta.

También entre los comentarios leídos a través de Internet  en diversos sitios vimos publicados los siguientes:

Yosel: Por lo que veo las zonas WiFi están dando más problemas de lo que puede resolver pues se están destruyendo los parques y al parecer a ETECSA no le interesa eso a la hora de elegir los lugares.

Por otra parte quien dice llamarse Agramontino refleja: Entonces las violaciones y la indisciplina social es debido a que el Parque Agramonte es hoy una plaza abierta a la conectividad digital…

En tanto Eiblyn González expresó: “Vergonzoso el poco trabajo investigarlo que se realizó para la publicación de este artículo o tal vez sea otra forma de manipulación para expresar una idea más que recurrente.

En Cuba hay muchas cosas por acabar de darles solución, desde las transformaciones al modelo económico socialista, hasta rescatar valores perdidos y fortalecer otros adquiridos, así como  erradicar aquellas causas y condiciones que propician la comisión de delitos e indisciplinas sociales que generan situaciones como las vividas, donde una persona enajenada por el alcohol e instigada por otras cometa un hecho degradante, que nada tenía que ver con el servicio de telecomunicación que allí se brinda, y  que desde el mismo momento fue repudiado por hombres y mujeres nos solo de Camagüey, sino de todo el país.

Rindamos culto a la verdad y no dejemos en manos de manipuladores la difusión de aquellos hechos que, aunque no sean de nuestro agrado, si permiten la transparencia indispensable para decir como el cantautor, ¡Vivo en un país libre!.

Por lo pronto la estatua de la Patria fue restituida al pedestal que ocupa desde hace más de un siglo junto a la imagen ecuestre del Mayor General Ignacio Agramonte y Loynaz, donde los camagüeyanos y todos los patriotas continuaran rindiéndoles los honores que merecen.

Foto: Wikipedia

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Camagüey, Cuba, sociedad y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s