CONTRATACIONES DEPORTIVAS EN CUBA: ¿SI O NO?


Hace dos años por esta misma fecha aproximadamente, el Consejo de Ministros aprobó una nueva política para la atención al deporte, en la cual se incluía la contratación de atletas cubanos por clubes y ligas en el exterior.

Two years ago on this date approximately, the Cabinet approved a new policy for the attention to the sport in which the hiring of Cuban athletes by clubs and leagues abroad are included.

El hecho en realidad no resultaba novedoso, pues en la década de los años ´80 y ´90 del pasado Siglo XX se habían realizado intentos similares, en el atletismo, béisbol, baloncesto, el balonmano, tenis de campo y el voleibol, pero en realidad no estaba refrendado como parte de una legislación oficial, y desde luego esas tentativas finalizaron en fracasos.

Sin embargo, ahora el nuevo proyecto se ajusta a los cambios ocurridos en los últimos años en la Isla, la implementación de un nuevo modelo económico, la apertura de la política migratoria, así como el acuerdo de las relaciones diplomáticas y bilaterales con Estados Unidos, aún con la presencia del bloqueo de ese país contra la Mayor de las Antillas, conforman un contexto distinto al existente en décadas anteriores.

Tampoco puede obviarse la globalización ocurrida en los últimos casi 40 años en que el deporte amateur desapareció, o fue sepultado en vida, para dar paso a una desmedida profesionalización y comercialización en todas las disciplinas, donde han desempeñado un papel preponderante los organismos rectores y federaciones internacionales.

Ante esa realidad Cuba, ante un nivel competitivo mucho más alto, ha asumido un papel más consecuente frente a ese emergente panorama, no obstante los resultados apreciados hasta la fecha, distan en demasía de las expectativas despertadas, porque a nuestro juicio el Instituto Nacional de Deportes Educación física y Recreación (INDER) no cuenta con la estructura idónea para asumir esas responsabilidades. Además, en las disposiciones aprobadas quedan varios puntos grises por resolver.

Pongamos ejemplo, se apuesta a que figuras jóvenes sagaces de interés para esos clubes y ligas puedan participar en sus torneos, o en su defecto, se trata de abrir posibilidades a otros que ya por prolongada permanencia en las selecciones nacionales y en franco proceso de llegar al final de sus carreras deportivas se les brinda cierto estímulo por su consagración, eso está bien y es bien visto.

Pero, queda otro grupo de atletas, y son mayoría, que no están dentro de esa mirada de los caza talentos y que ven pasar sus mejores años sin llegar a formar parte de la selección nacional, y por carecer de esa trayectoria gloriosa perderán sus oportunidades.

A esos debe brindárseles la oportunidad de abrirse camino y si consiguen de forma personal contrataciones foráneas, dársele igual apoyo para que cumplan con ese deseo.

Citemos algunos casos de peloteros, baskebolistas, etc., que pudieran participar en determinas ligas que no son precisamente las más renombradas, como ya lo han hecho algunos, al costo de ser separados del movimiento deportivo cubano.

Hay qu repensar el deporte de alto rendimiento en la Isla, favorecer su práctica como se ha hecho hasta ahora en la base, barrios, escuelas, fábricas, etc., pero en la élite hay que acotejar las cosas poerlas en su justo lugar atemperada alos tiempos que se viven y no de espalda a la realidad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en atletismo, béisbol, Cuba, deporte y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s