UN OPENNING CON MÁS DUDAS QUE ESPERANZAS.


El béisbol cubano está llamado a rectificar un grupo de problemas que le aquejan y lo mantiene sumido en situaciones nada edificantes.

Cuban baseball is called to rectify a group of problems that afflict and keeps it mired in unedifying situations.

Entre la pasada Serie Nacional y la actual más de 80 peloteros han abandonado el país por distintas razones y vías, por tanto la calidad sobre el terreno está más perdida que un campo de lechuga y por otra parte la rivalidad natural entre los equipos está más allá de lo normal convirtiendo los terrenos de juego en campos de batalla, el arbitraje, además, de no ser el mejor se resiente ante decisiones de las autoridades de la pelota en la Isla, lo cual le ha restado prestigio y credibilidad a los encargados de impartir justicia.

Como prueba de estos hechos exponemos algunos ejemplos apreciados en el arranque de la 55 Serie Nacional, donde a pocas horas de su inicio una circular de la dirección de ese deporte en el país comunicaba que se había dado baja a cinco peloteros de sus respectivos equipos, (evidentemente con la intención de emigrar).

Por ende lo visto en el terreno de juego deja mucho que desear, no puede ser de otra forma con casi un 60 por ciento de atletas que no rebasan los 23 años de edad y mucha inexperiencia por la falta de horas de competencia acumulada.

En otro orden de cosas en la cuarta jornada del clásico cubano resultó sancionado el mentor del equipo de Ciego de Ávila y de la última selección nacional, Roger Machado, con seis juegos de suspensión y una multa adicional de 200 pesos, a nuestro criterio bastante exigua, por faltarle el respecto y ofender de palabra al árbitro actuante del juego, que por cierto era Yanet Moreno, la única mujer que realiza esas funciones en la serie, que clase de “ejemplo”.

Por otra parte en la serie entre Villa Clara y Holguín varias decisiones arbítrales terminaron revertidas ante la escrupulosidad del video que obligó a rectificar puntualmente en cada caso los desaciertos cometidos, algunos de ellos de bulto.

Y para colmo de males el juego señalado para el pasado viernes en horas de la noche en el estadio Latinoamericano, tuvo que ser suspendido por fallas en el sistema eléctrico de una de las torres, algo que debió revisarse con tiempo suficiente, pues se esperaba la presencia de la televisión, además, del público asistente que salio defraudado de la instalación.

A solo una semana de iniciada la 55 Serie Nacional de Béisbol, son muchos los cabo sueltos vistos como para predecir que esta sea un éxito rotundo, ojala solo sea una pequeña tormenta en un vaso de agua y no huracán devastador.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en béisbol, Cuba, deporte y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s