EL FÚTBOL AQUÍ MUY BIEN, Y EL TUYO…


Mientras, en las cuatro esquinas de este convulso mundo explotaba la noticia de la renuncia del presidente de la FIFA  el  suizo Joseph Blatter  a su cargo de mandamas del mediático organismo deportivo, en La Habana, se daba un paso a favor de las buenas relacionesm la paz y la amistad, entre vecinos que co-habitan en las aguas del  oceano Atlantico.

Meanwhile, in the four corners of this troubled world exploited the news of the resignation of FIFA president Sepp Blatter in charge of the media honcho sports organization in Havana, a step was for the good relacionesm peace and friendship among neighbors who co-inhabit the waters of the Atlantic Ocean.

El partido entre la selección nacional de la Mayor de las Antillas y el  místico Club New York Cosmos de los Estados Unidos, efectuaron un partido este martes que fue más allá de un resultado competitivo que estaba implicito desde luego en la mentalidad de ambas escuadras, sino que permitió por un lado homenajear a  íconos de este universal deporte como fueron el legendario Edson Arantes do Nascimento, o senscillamente el “Rey Pelé”, o al llamado “Ángel del Madrid”, Raúl González Blanco, el primero alejado desde hace mucho de las lides atléticas y el segundo con sus 37 años a cuesta regalando destellos de lo mejor que prodigo en las canchas del planeta.

Para ambos el agradecimiento y los aplausos de un público entusiasta que asistió al estadio “Pedro Marrero” de la capital cubana”, el cual a pesar de la lluvia trato de acoger sobre la grama lo mejor que pudo a los atletas, mientras cientos, miles y quizás millones siguieron el encuentro a través de la telvisión o la radio nacional.

El resultado un lógico 4-1 a favor de los visitantes que dominaron el primer parcial,  periodo en el cual los locales dieron muestras de algún desconcierto o quizás impresionado por el nombre del equipo contrario y los jugadores que lo conforman quienes marcaron a la cuenta del ariete zimbabwense Lucky Mkosana dos de los goles, en  los ocho minutos y 41.

Los otros fueron para  el centrocampista uruguayo Sebastián Guenzatti (32) y el estadounidense Hagop Chirishian (35).

En los 45 minutos del tiempo  complementario los antillanos mejoraron ostensiblemente crearon mayores oportunidades que se concretaron en el 50 cuando el volante Andy Vaquero anidó las esférica en la red newyorquina.

Fue un espectáculo inolvidable,  como para volver a repetirse, y enseñar que el deporte es vehículo de comunicación y entendimiento entre los seres humanos, y no con los bochornosos de los últimos días a escala global, donde la corrpción ha mostrado su oreja peluda, en fin que parafraseando a la “Charanga Habanera”,  el fútbol aquí muy bien y el tuyo que bolá”.

FOOTBALL HERE OK, AND YOURS …

Meanwhile, in the four corners of this troubled world exploited the news of the resignation of FIFA president Sepp Blatter in charge of the media honcho sports organization in Havana, a step was for the good relacionesm peace and friendship among neighbors who co-inhabit the waters of the Atlantic Ocean.

The match between the national team of the Greater Antilles and the mystical Club New York Cosmos of the United States, made a match Tuesday that went beyond a competitive result was certainly implicit in the mentality of both teams, but allowing on the one hand to honor this universal sport icons as were the legendary Edson Arantes do Nascimento, or senscillamente the “King Pele” or the so-called “Angel of Madrid,” Raul Gonzalez Blanco, the first away for a long of athletic lides and the second with its 37 years giving glimpses of what it costs better than prodigal in the fields of the planet.

For both the thanks and applause of an enthusiastic audience who attended the stadium “Pedro Marrero” in Havana, “which despite the rain trying to accommodate on the grass as best he could to athletes, as hundreds, thousands and perhaps millions followed the meeting via telvisión or national radio.

The logical result 4-1 for the visitors who dominated the first quarter, a period in which local showed signs of some confusion or perhaps impressed by the name of the opposing team and the players who scored to make it account Zimbabwean striker Lucky Mkosana two goals in eight minutes and 41.

The others were for the Uruguayan midfielder Sebastian Guenzatti (32) and US Hagop Chirishian (35).

In the 45 minutes of extra time created Antilleans improved significantly greater opportunities that were implemented in 50 when the steering wheel Cowboy Andy nested Yorkean the ball in the net.

It was an unforgettable spectacle, to be repeated again, and teach that sport is a vehicle for communication and understanding between human beings, not sultry in recent days on a global scale, where corrpción expressed his hairy ear, In order to paraphrase the “Charanga Habanera” very good football here and yours that ball. “

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, deporte, fútbol y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s