UN HASTA SIEMPRE POMARES


Aunque en las imágenes de la actual telenovela que sale al aire por la televisión cubana “La otra esquina” se apreciaba ya los rigores de la enfermedad que lo aquejaba, Raúl Pomares, fue capaz de conmovernos con una convincente actuación.

Although images of the current soap opera that aired on Cuban television “The other corner” already appreciated the rigors of the disease that afflicted him, Raúl Pomares, was able to move us with a convincing performance.

El abuelo Yayo, el último papel que interpretó en vida, es el resultado de sus múltiples condiciones histriónicas que lo llevaron a una larga carrera en el teatro, el cine y la televisión donde dio vida a innumerables personajes.

Sus pasos iniciales en la escena los dio a mediados de los años 50 del siglo XX cuando integró el Teatro Universitario de Santiago de Cuba, luego trabajaría en el Conjunto Dramático de Oriente y fundador del Guiñol de ciudad además de pertenecer al elenco dramático del canal Tele Rebelde de es provincia del Este del país

En el cine su primera aparición fue en el clásico cubano: “La primera carga al machete”, dirigido por Manuel Octavio Gómez, y también actuaría en filmes como “Los días del agua”, “Una mujer, un hombre, una ciudad” “El Hombre de Maisinicú”, “Plaff o demasiado miedo a la vida”, “Patty Candela” “El elefante y la bicicleta”, “La vida es silbar” de “Esther en alguna parte”, dirigida por Gerardo Chijona.

En la televisión su presencia en telenovelas fue recurrente: “El naranjo del patio”, “Salir de noche”, “Al compás del Son”, “Lo que me queda por vivir”, “ Oh, La Habana”, y la teleserie Diana, de Rudy Mora,.

Fue una persona querida y admirada por sus semejantes, Pomares se definió como: “… muy buena gente. Tengo una ética, compadre. Sí, es verdad que me quiere la gente, hasta los malos me quieren”.

Así será recordado eternamente este hombre, un imprescindibles de la cultura cubana.

A FAREWELL POMARES

Although images of the current soap opera that aired on Cuban television “The other corner” already appreciated the rigors of the disease that afflicted him, Raúl Pomares, was able to move us with a convincing performance.

Yayo’s grandfather, the last role he played in life is the result of his many theatrical conditions that led to a long career in theater, film and television which gave life to countless characters.

Initial the scene steps gave the mid-50s of XX century when he joined the University Theater of Santiago de Cuba, then work in the Drama Set of East and founder of Guiñol city besides belonging to the dramatic cast of TV channel rebel is the country’s Eastern Province

In his first film appearance was in the Cuban classic, “The first machete,” directed by Manuel Octavio Gómez, and also act in films like “The days of water”, “A woman, a man, a city” “the man Maisinicú “,” Plaff or too afraid of life “,” Patty Candela “” the Elephant and the Bicycle “,” Life is to Whistle “from” Esther somewhere, “directed by Gerardo Chijona.

On television presence in soap operas recurred: “The orange patio”, “Nightlife”, “To the beat of Son”, “I have left to live”, “Oh, La Habana”, and Diana teleserie , Rudy Mora,.

He was a beloved and admired person by their peers, Pomares was defined as: “… very good people. I have an ethical, compadre. Yes, it’s true that I want people to love me ill. ”

So it will be forever remembered this man, a must-Cuban culture.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cine, Cuba, cultura, teatro y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s