CUBA Y ESTADOS UNIDOS, CONVIVIR DE FORMA CIVILIZADA.


El anunció,  la víspera, del acuerdo del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos causó una gran repercusión a escala global.

Tras más de 50 años, los gobiernos de  La Habana y Washington  decidieron emprender un camino para el diálogo constructivo entre ambas naciones, no exento de dificultades, pero es parte del reclamo universal.

Hubo alocuciones oficiales de los respectivos mandatarios a uno y otro lado del estrecho de la Florida donde se daba a conocer la trascendental decisión donde el dignatario estadounidense,  Barack Obama, reconocía no sin valentía, el fracaso absoluto de la política obcecada de cerco económico, comercial, financiero y diplomático con la Isla, que termino revirtiéndose en aislamiento mundial del propio gobierno del  país norteño enjuiciado y condenado en más de 20 oportunidades en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas.

Obama en su discurso señaló: “El cambio es difícil tanto en nuestras vidas como en las vidas de las naciones, y el cambio se torna aún más difícil cuando llevamos en nuestros hombros la pesada carga de la historia.

“Pero hoy estamos haciendo estos cambios porque es lo correcto. Hoy los Estados Unidos optan por librarse de las ataduras del pasado para lograr un futuro mejor para el pueblo cubano, para el pueblo de los Estados Unidos, para todo nuestro hemisferio y para el mundo”

En tanto el Secretario de Estado norteamericano dijo: “Ahora es el momento de trabajar con el pueblo cubano, porque esta política lo que hizo fue aislar más a Washington”.

Estos elementos evidencian la valoración de cinco décadas de la crueldad desatada contra el pueblo de una pequeña  Isla situada en el Mar Caribe, que ha sabido  resistir con heroicidad espartana,  actos diversos como los actos de  guerra sucia, ataques bacteriológico contra los seres humanos, animales y   planta, así como afectaciones a toda su economía.

Al respecto el General de Ejercito Raúl Castro Ruz, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba expresó:

“Al reconocer que tenemos profundas diferencias, fundamentalmente en materia de soberanía nacional, democracia, derechos humanos y política exterior, reafirmo nuestra voluntad de dialogar sobre todos esos temas.

“Exhorto al Gobierno de los Estados Unidos a remover los obstáculos que impiden o restringen los vínculos entre nuestros pueblos, las familias y los ciudadanos de ambos países, en particular los relativos a los viajes, el correo postal directo y las telecomunicaciones.

“Los progresos alcanzados en los intercambios sostenidos demuestran que es posible encontrar solución a muchos problemas.

“Como hemos repetido, debemos aprender el arte de convivir, de forma civilizada, con nuestras diferencias”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, política y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s