AVATARES DE LOS DEPORTES COLECTIVOS CUBANOS.


Se pensaba que ya se había visto todo en la presente temporada atlética para las disciplinas colectivas  en Cuba, sin embargo, faltaba por apreciar el descalabro del voleibol y el baloncesto en los campeonatos mundiales para damas.

Con anterioridad iguales vicisitudes sufrieron el equipo de béisbol de Villa clara que representó al país en la Serie del Caribe, así como el voleibol para hombres, tanto en  la Liga Mundial donde ocuparon el lugar 21 en la tabla general de posiciones, como en la cita del orbe.

A este inventario de problemas habría que añadir la imposibilidad del fútbol en uno y otro sexo de abrirse paso, ni en la región, ni en el área, el polo acuático, después de llegar a planos estelares por casi tres décadas ya no interviene en las principales justas del planeta e igual historia le ocurre al hockey sobre césped y el balonmano, donde los atletas están resignados a participar en los campeonatos nacionales que tienen duración de 15 días a lo sumo.

Por otra parte el archí mencionado trabajo en las categorías escolares no se concreta por diversas razones, que van desde la escasez de implementos, por causas objetivas bien conocida del bloqueo que ejerce contra la Isla el imperialismo yanqui, como la inercia que hoy corroe muchas de las estructuras directivas y organizativas del organismo deportivo.

En los últimos tiempos en varios deportes, con especial acento en el baloncesto, se observa la falta de jugadores con elevada estatura, y valdría preguntarse ¿a caso en el país han desaparecido esos niños, adolescentes y jóvenes con esa condiciones físicas?

En una entrevista concedida por el entrenador Leonardo Pérez, quien estuvo al frente del equipo de Camagüey durante algún tiempo nos señaló ya no se va a realizar captaciones a las  comunidades o zonas rurales, donde por lógica deben existir estos posibles talentos con mucha posibilidades de éxito, debido a las condiciones de desarrollo físico donde están más en contacto con la propia naturaleza, que los que viven en las grandes ciudades, con diferentes características de vida, propias de las grandes urbes.

Además, si bien la técnica se adquiere con la diaria repetición, otros factores decisivos para llegar a la maestría sólo se  obtienen mediante la competencia, sobre todo en los deportes colectivos.

Los certámenes de larga duración están ausentes del calendario, sobre todo en las categorías juvenil y escolar que tanta falta hace a esas edades, y entre los mayores, también está presente esta dificultad.

Va siendo hora de asumir el reto con inteligencia, creatividad y determinación, utilizar los instrumentos legales aprobados por el Estado cubano y darle el uso correspondiente, para que los deportes colectivos en la isla vuelvan a tener el espacio ganado con la historia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en béisbol, Cuba, deporte y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s