OLIMPÍADA MUNDIAL DE AJEDREZ DE TROMSO (X)


La 41ª. Olimpíada Mundial de Ajedrez celebrada en la ciudad noruega de Tromso, dejó varias lecturas para ser interpretadas por los especialistas y directivos acuciosamente en los próximos  días, meses y  años.

GM Isam Ortiz.

En primer lugar, aunque el centro ajedrecístico continúa en algunas de las ex repúblicas soviéticas, Rusia, Ucrania, Armenia, Azerbaiyán y Georgia, ya no están solas en la cima, otras naciones asedian y ganan posiciones.

Ahí está el caso de la República Popular China, ganadora de la corona en el torneo abierto, se llama así porque no es exclusivo para los hombres como sucedía en el pasado, sino que en varias selecciones se alistan mujeres, quienes se enfrentan en igualdad con sus colegas varones.

Equipos tradicionales como Hungría, India, Estados Unidos, Holanda, Inglaterra y la propia Mayor de las antillas empujan con acierto.

Cuba reedito sus actuaciones de Novid Sad en 1990, y Calvia, 2004 al finalizar en la séptima posición general con un quinteto de grandes maestros integrado por Leinier Domínguez, Lázaro Bruzón, Yuniesky Quesada, Isam Ortiz y Yuri González logró buen desempeño al triunfar en siete de los once matches efectuado, empató en dos y cedió en par de ocasiones.

Entre las víctimas cubanas estuvieron las escuadras de la India, tercera en la tabla general, Israel que ocupó el noveno puesto y Gran Bretaña, el último rival que sucumbió por 2,5-1,5 en un duelo que le proporcionó el resultado final a los caribeños.

En el plano individual destacó el desempeño de Isam Ortiz (2603) en el cuarto lugar en la alineación, quien acumulo cinco victorias, dos tablas y un revés para sumar seis puntos de ocho posibles, y un 75 por ciento de efectividad que le valió la medalla de plata individual en su tablero, además de sumar 16 unidades para su coeficiente ELO.

Otro que jugó en buena forma fue Bruzón (2664), en la segunda mesa, quien logró ocho de 11 para el 72 por ciento además de acumular 15 puntos de Elo, y finalizó sexto en esa posición y resultó ser el héroe de la jornada del adiós con un decisivo triunfo a costa del inglés Gawain Jones (2 665).

Tampoco puede obviarse el desenvolvimiento del GM Yuri González (2 550), quien cumplió cabalmente su función de suplente con 3,5 de cuatro posibles y sumo 10 unidades para su Elo.

En los casos de Leinier Domínguez (2760)  y Yuniesky Quesada (2649) sin sobresalir de forma extraordinaria, cumplieron su rol, sobre todo el primero quien tuvo que enfrentar a jugadores de la talla del israelí Boris Gelfand, el británico Michael Adams, el armenio Shakriyar Mamedyarov (2743), y el búlgaro Veselín Topalov, (2772) ante quien cedió.

Las muchachas estuvieron lejos de su mejor desempeño terminaron en el lugar 30, donde los mejor resultado fue para la experimenta GMF Maritza Arribas, que como suplente hizo cinco de siete, en tanto sus homologas Suleinis Piña y Yanira Vigoa, cosechaban cinco y medio de nueve.

Tromso queda en el recuerdo, como uno de los buenos momentos del ajedrez cubano, en espera de otros grandes resultados.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ajedrez, Cuba, deporte y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s