FLORES PARA EL MAYOR


Temprano en la mañana los camagüeyanos de la gran ciudad no quisieron dejar pasar este 11 de mayo la conmemoración que cada año se rinde al más querido hijo de esta comarca el Mayor General Ignacio Agramonte y Loynaz.

En domingo dedicado al homenaje a todas las madres, también en sitios venerables por donde recorrió la epopeya agramontina, fueron depositadas flores, como especial muestra de cariño y de sentido de pertenencia de quienes en el tiempo han continuado el ejemplo del valeroso esposo de Amalia Simoni.

La Casa Natal de El Mayor, que es el recinto sagrado de todos los camagüeyanos que donde quieran que estén, llevan el honor de haber nacido en estas tierras, fue depositada la primera ofrenda, de manos de quienes representan al pueblo.

En el héroe del rescate de Sanguily se unen como en pocos valores, como la virtud, la fidelidad, la ejemplaridad, y el conocimiento para organizar la tropa de hombres valientes que llenarían de orgullo al país, y que fuera reconocido, por el hombre que lo sucedió en el mando el generalísimo Máximo Gómez Báez al decir: “Perdió Cuba uno de sus más esforzados hijos y el Ejército uno de sus más entendidos y valientes soldados”.

A 141 años de su caída en combate, Ignacio, continúa cabalgando, “…sobre una palma escrita…”,  porque aún quedan muchas obras por terminar en el suelo que lo vio nacer.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Camagüey, Cuba, historia y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s