VERACRUZ A LA VISTA (III)


Los II Juegos Centroamericanos y del Caribe. Fueron programados para la ciudad de La Habana,  Cuba, entre el 15 de marzo y el 5 de abril de 1930 y el Estadio La Tropical, hoy Estadio “Pedro Marrero” con la participación de nueve países, a los tres fundadores, Cuba,  México y Guatemala, se unieron esta vez representaciones de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Jamaica, Panamá y Puerto Rico.
En total compitieron 596 atletas, y las delegaciones más numerosas fueron los anfitriones cubanos con 237 personas y México con 139 quienes dirimieron los títulos  en atletismo, baloncesto, béisbol, fútbol, natación, clavados, esgrima, tiro, voleibol y tenis, además en el programa competitivo en algunas disciplinas de exhibición  como la  pelota vasca, polo y deportes ecuestres.

Un hecho interesante en esta justa  fue la presencia por primera vez de las mujeres cuando seis de ellas intervinieron en la lid de tenis de campo, así como competidores del caribe anglófono.

Cuba fue el país ganador de los II Juegos Centroamericanos y del Caribe con triunfos en las justas de fútbol, atletismo, tenis, natación, tiro, béisbol y esgrima, mientras que México ganaba en baloncesto, clavados y voleibol.
En el atletismo se desarrolla en el Estadio La Tropical, triunfa Cuba al conquistar 30 medallas de ellas, 12 de oro, ocho de plata y diez de bronce.

En la parte individual destacan el panameño Reginald Bedford, ganador de dos títulos, 200 metros con 22.2 segundos y 400 metros con 49.6, además de lograr medalla de bronce en el relevo 4 x 100 metros; el cubano Darío Álvarez conquista la medalla de oro en 800 (con 2:00.6) y 1500 metros planos con 4:18.2 minutos

Nuevamente el esgrimista  Ramón Fonst Segundo, resultó una figura destacada  al conquistar medallas de oro en florete y espada sin recibir un solo toque en los 21 combates celebrados. Y en el sabe no pudo vence a causa de una lesión en uno de sus tobillos que lo obligó a abandonar el torneo cuando había ganado cinco combate.

Una lesión en el tobillo obligó a Fonst a retirarse de las competiciones de sable cuando sumaba cinco triunfos de manera continúa.

En la natación Leonel  “Bebito” Smith Polo, quien repitió el doblete de 1926 en 400 (5:28.6 minutos) y 1500 metros libre con 22:22.0 minutos, además, del título en el relevo 4 x 100 estilo libre junto a Gonzalo Silverio, Cosme Carol y Pablo La Rosa, y la de plata en los 100 metros libres.

Entre las mujeres sobresalió María Luisa García Longa, quien se impuso en individuales y dobles, en este último en compañía de María del Carmen Camacho.

Los futbolista de la Mayor de las Antillas derrotaron en el partido decisivo, a Costa Rica, 2-1 con goles de Mario López y Angel Martínez y al El Salvador por 5-2.

El medallero de la justa es encabezado por Cuba, con un total de 68 medallas de ellas  28 fueron de oro, 19 de plata y  21 de bronce, seguida por México con 12 doradas, 18 segundos lugares y  10 terceros lugares y Panamá  con cuatro títulos, una plateada y cinco e bronce.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, deporte y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s